Anunciantes

Axe demuestra que se ha curado definitivamente de su adicción al sexo en esta "profesional" campaña

axeAxe no ha ocultado nunca su adicción al sexo en la publicidad, tachada en ocasiones de excesivamente retrógrada y sexista. Sin embargo, desde hace algún tiempo y, consciente de que la adicción al sexo le hacía en realidad un flaco favor a su marca, Axe se ha reformado y muestra mucho menos ímpetu sexual en sus campañas publicitarias.

La prueba definitiva de que Axe se ha curado efectivamente de su adicción al sexo es una campaña que la famosa marca de Unilever acaba de lanzar en Canadá.

Bautizada con el nombre de “#Selfmaker”, la campaña pone el foco en cuatro hombres que en su día tuvieron la osadía de abandonar el sendero (convencional) del éxito profesional para tomar su propio camino.

Charles Bierbrier, un banquero que se atrevió a dejarlo todo crear una fábrica de cerveza, Tomas Romita, un contable que se tiró a la piscina y fundó su propia marca de ropa, y los DJs Tom Wrecks y Pat Drastik, que decidieron unir sus destinos y formar la banda Thugli, son los protagonistas de la nueva y atípica campaña de Axe.

Está claro que esta campaña, centrada en el universo profesional y firmada por Sid Lee, poco o nada tiene que ver con aquellos anuncios de Axe en los que chicas aparentemente desprovistas de materia gris en el cerebro perseguían como locas a cualquier hombre perfumado con la popular marca cosmética masculina.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir