Anunciantes

AXE se contagia de la fiebre galáctica de Red Bull y lleva a sus fans a conquistar el espacio exterior

AXE se contagia de la fiebre galáctica de Red Bull y lleva a sus fans a conquistar el espacio exteriorSiguiendo el ejemplo de Red Bull y de Virgin, dos marcas que están definitivamente “enamoradas” del espacio exterior, AXE se suma a la fiebre galáctica con su nuevo “Proyecto Apollo”. Con él la marca de Unilever quiere ofrecer a sus fans la oportunidad de ganar un viaje a bordo de su propia nave espacial suborbital.

Centrada durante años en el controvertido tema de la relación entre hombres y mujeres, AXE se pone “seria” y asegura que su nuevo “Proyecto Apollo” es la mayor y más ambiciosa iniciativa de la marca en sus 30 años de historia.

Como parte de este proyecto la marca ha fundado la denominada AXE Apollo Space Academy (A.A.S.A.) junto con uno de los primeros hombres en pisar la luna, el ex astronauta Buzz Aldrin.

Los aspirantes a ganar un viaje al espacio de la mano de AXE competirán por ganar uno de los veintidós tickets que la marca sortea para viajar sobre la Tierra en un vuelo con la agencia espacial internacional Space Expedition Corporation (SXC).

Consumidores de más de 60 países (tanto hombres como mujeres) están invitados a participar en este singular concurso a través de la web AXEApollo.com, traducida a 45 idiomas. Los detalles del concurso (fecha, número de ganadores, etc.) varían en función del país al que pertenecen los candidatos a convertirse en astronautas.

Los 22 ganadores del “Proyecto Apollo” de AXE serán seleccionados en función de las habilidades mostradas por los candidatos finalistas en un concurso de simulación de vuelo en el espacio que tendrá lugar en el Global Space Camp de Orlando (Florida).

El vuelo suborbital que ganarán estos 22 afortunados les llevará a adentrarse más de 100 kilómetros en el espacio exterior desde la isla caribeña de Curasao.

Este tipo de vuelos tienen un valor estimado de 95.000 dólares. Los ganadores del concurso emprenderán esta aventura galáctica por separado, puesto que la nave dispone únicamente de dos plazas, una para el piloto y otra para un pasajero.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir