Anunciantes

La multa a Airbnb podría ascender a los 14,2 millones de euros

El Ayuntamiento de París demanda a Airbnb por anuncios de alquileres ilegales

Airbnb asegura que cumple con sus funciones y con la normativa vigente en Francia.

airbnb_parisFrancia está decidida a evitar que los servicios y aplicaciones que permiten compartir viviendas se conviertan en una suerte de hoteles improvisados. En consonancia con esta decisión la ciudad de París ha demandado a Airbnb por más de mil anuncios de la plataforma que violan algunas leyes de la justicia gala.

"No podemos aceptar que Airbnb y otros no respeten la ley. Nuestros agentes de control han contado un millar de anuncios ilegales, cada uno objeto de una multa de 12.500 euros. El objetivo es provocar un electroshock para acabar con estos alquileres salvajes que distorsionan algunos barrios de París", explicaba en Le Journal du Dimanche la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.

“El problema son los propietarios múltiples que alquilan apartamentos durante todo el año a turistas sin declararlos, y las plataformas, cómplices que los acogen”, añade.

La demanda podría resultar costosa para Airbnb. En caso de que la justicia francesa considere todos los anuncios señalados como ilegales, la plataforma podría acabar enfrentándose a una multa de 14,2 millones de euros.

Airbnb ha respondido a estas acusaciones a través de Reuters. Asegura haber tomado medidas para que todos los turistas que visiten París y utilicen sus servicios respeten las leyes europeas.

Califican la decisión del Ayuntamiento de París como de “ineficiente, desproporcionada y en contra de las normas europeas”. Es por esto que no va a aceptar por las buenas estas acusaciones.

Cabe señalar que puede que Airbnb tenga que acabar cediendo. La capital francesa se erige como el mercado más grande de la compañía con más de 65.000 viviendas disponibles. Y Francia es el segundo país más importante por volumen de negocio.

Airbnb asegura además que “ha cumplido su función” informando a sus clientes de todas las obligaciones pertinentes a través de reuniones públicas, “más de 120.000 correos electrónicos enviados” y una página de “Alojamiento responsable”.

En caso de que Airbnb decidiera desafiar las leyes galas, podría sufrir un serio golpe que incluso podría traducirse en un beneficio para competidores como HomeAway.

Te recomendamos

FOA

Youtube

A3media

México

Compartir