líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Niños y sadomasoquismo: a Balenciaga se le va de las manos su nueva campaña (y la retira)

AnunciantesImagen de la campaña retirada por Balenciaga

Balenciaga retira una campaña protagonizada por niños y objetos sadomasoquistas

Niños y sadomasoquismo: a Balenciaga se le va de las manos su nueva campaña (y la retira)

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Balenciaga ha retirado una controvertida campaña donde aparecían niños y niñas junto a osos de peluche decorados con cadenas y arneses, objetos habituales en las prácticas sadomasoquistas.

Balenciaga es una de esas marcas que parecen tener un olfato especial para la polémica. Mucho de lo que hace la firma de moda parece tener como último objetivo escandalizar porque como en su día dijo el bueno de Oscar Wilde, «hay solamente una cosa en el mundo peor que hablen de ti, y es que no hablen de ti».

Sin embargo, en su nueva campaña Balenciaga parece haber rebasado todos los límites. La marca la marca se convertía el pasado martes en «Trending Topic» en Twitter por su última campaña, pero no porque los usuarios de la red social la estuvieran colmando de lisonjas sino por todo lo contrario.

La campaña de la discordia, que estaba enfocada a la temporada navideña, incluía fotografías donde aparecían niños y niñas junto osos de peluche decorados con cadenas y arneses, objetos habituales en las prácticas sadomasoquistas.

La desafortunada amalgama de niños y sadomasoquismo de la nueva campaña de Balenciaga ha incendiado Twitter

Como era de esperar, las instantáneas, que llevaba la rúbrica de del fotógrafo italiano Gabriele Galimberti, desataron una ola de indignación en Twitter. Los usuarios de la red social de pájaro azul echaron en cara a la firma capitaneada por el georgiano Demna Gvasalia que hubiera tenido la desvergüenza de retratar a niños pequeños junto a osos (en realidad bolsos de la colección primavera-verano de Balenciaga) de clara inspiración sadomasoquista. «Esto es absolutamente repugnante», se lamentaba, por ejemplo, una usuaria que echaba en cara a Balenciaga que hubiera cometido el desatino de sexualizar a niños de corta edad en su campaña navideña.

Acorralada por las críticas, la firma se veía obligada a retirar las controvertidas imágenes y a entonar públicamente el «mea culpa» a través de Instagram Stories. «Nos disculpamos sinceramente por cualquier ofensa que haya podido causar nuestra campaña para las fiestas navideñas. Nuestros bolsos de peluche no deberían haber aparecido con niños en esta campaña. Hemos retirado inmediatamente la campaña de todas las plataformas», señalaba la compañía.

Sin embargo, la controversia emanada de la campaña fue más allá de los provocadores ositos sadomasoquistas. La usuaria @shoe0nhead hizo notar en Twitter que en una de las imágenes de la colección cápsula de Balenciaga x Adidas aparecía un bolso junto a unos papeles donde podía leerse (casualidades de la vida) el fallo de una ley federal contra la pornografía infantil.

Las redes sociales volvieron entonces a colocar en el disparadero a la firma de origen español. De hecho, algunos internautas vincularon la foto de marras con la teoría de la conspiración QAnon, según la cual existe una red global de pedofilia liderada por personalidades como Hillary Clinton. Balenciaga tuvo que volver a salir a la palestra, pedir nuevamente disculpas y retirar por supuesto la inquietante imagen.

«Pedimos disculpas por mostrar documentos inquietantes en nuestra campaña. Nos tomamos este asunto muy en serio y vamos a emprender acciones legales contra las partes responsables de la creación del set y de la inclusión de artículos no aprobados para nuestra sesión de fotos de la campaña de primavera 23. Condenamos firmemente el abuso de los niños en cualquiera de sus formas. Defendemos la seguridad y el bienestar de los niños«, subrayaba la marca en Instagram Stories.

 

Las empresas españolas esperan que el 50% de su facturación venga de canales digitales en los próximos dos añosAnteriorSigueinte¿Qué es la tecnología Blockchain y qué cambios traerá?

Contenido patrocinado