Anunciantes

Beats, ¿el instigador del "divorcio" definitivo de Apple y TBWA?

beatsDesde hace algún tiempo es un secreto a voces que el "matrimonio" de Apple y la agencia TBWA Media Arts Lab pasa por horas bajas. Sin embargo, el "divorcio" definitivo, que pondría fin a unos felices esponsales de 30 años, no termina de llegar.

Aun así, está claro que Apple y TBWA Media Arts Lab van cada vez más por caminos diferentes. Los últimos rumores apuntan a que la empresa de la manzana estaría dispuesta a colgarse del brazo al gurú de la música Jimmy Iovine, el co-fundador de Beats, su última y multimillonaria compra, para dar fuelle a su estrategia publicitaria.

Y quizás los rumores tengan sentido después de todo. Beats, que Apple compró hace unos meses por 3.000 millones de dólares, se las ha ingeniado para dejar completamente K.O. a su rival Sony en el Mundial de Fútbol de Brasil, lo cual tiene mucho mérito si tenemos en cuenta que la marca japonesa era sponsor oficial del torneo. Tal ha sido el protagonismo de Beats en el Mundial que la FIFA se ha visto obligada a tomar cartas en el asunto y prohibir los famosos auriculares de la marca en los estadios.

Apple ha comprado Beats por muchas razones”, explica un ejecutivo de una gran agencia de publicidad en declaraciones a The New York Post. “En Cupertino están convencidos de que en Beats son unos genios del marketing y está claro que Apple va a explotar esa supuesta genialidad en su beneficio”, añade.

Aunque Apple no ha formalizado su “divorcio” con TBWA Media Arts Lab, muchos creen que la separación se hará oficial más pronto que tarde.

En que las relaciones entre Apple y TBWA Media Arts Lab sean cada vez más tirantes ha influido mucho Samsung, que desde hace algún tiempo no para de tirar dardos contra la empresa de la manzana a través de sus anuncios.

A Samsung no le duelen prendas en absoluto a la hora de reírse abiertamente de Apple y de sus productos en su publicidad, como tampoco le dolían prendas a la compañía de Cupertino en el pasado a la hora de mofarse de Microsoft en su celebrada campaña “I’m a Mac, I’m a PC”, salida por cierto del vientre de la agencia TBWA.

Pese a su largo “matrimonio” ha sido largo y fructífero –de él son “hijos”, por ejemplo, el mítico spot “1984” y la campaña “Think Different”–, las diferencias a día de hoy entre Apple y TBWA parecen irreconcialiables.

La prueba palpable de que a este matrimonio podrían quedarle los días contados es la creación de equipo interno de publicidad por parte de Apple, un equipo que estaría integrado por mil personas y con el que la empresa de la manzana estaría dispuesta a recuperar definitivamente su “mojo” publicitario.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir