Anunciantes

La controvertida campaña con Colin Kaepernick llena las arcas de Nike

Los beneficios de Nike se disparan aupados por su polémica campaña con Colin Kaepernick

La última y controvertida campaña de Nike, protagonizada por el jugador de fútbol americano Colin Kaepernick, ha tenido un efecto balsámico en las cuentas trimestrales de la firma deportiva.

nikeEn el último trimestre el fabricante estadounidense de artículos deportivos Nike se las ingenió para dar un fuerte empujón a sus ingresos y sus ganancias. Los resultados trimestrales de Nike evidencian, en todo caso, que la última y controvertida campaña de la marca, protagonizada por el jugador de fútbol americano Colin Kaepernick, no sólo no ha lesionado su imagen sino que la ha fortalecido notablemente.

Kaepernick fue el primer jugador de fútbol americano que, en protesta por la violencia policial contra las personas de color al otro lado del charco, se arrodilló en lugar de permanecer de pie cuando sonaba el himno estadounidense en los estadios. Este gesto le valió al deportista la reprimenda pública (supurante de ira) del mismísimo presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

En el primer trimestre de su ejercicio fiscal, que la compañía con sede en Beaverton (Oregón) dio comienzo el pasado mes de junio, Nike logró que su facturación aumentara en un 10% hasta los 10.000 millones de dólares. Aún mejor le fue a la firma deportiva en el capítulo referido a las ganancias, que pegaron una zancada del 15% hasta alcanzar los 1.100 millones de dólares.

Con estas abultadas cifras sobre la mesa, la multinacional estadounidense ha superado ampliamente las expectativas de la mayor parte de los analistas. Aun así, y pese a sus prósperos resultados trimestrales, los títulos de Nike se contrajeron ayer en los mercados bursátiles después de protagonizar abruptas subidas en las últimas semanas.

Detrás del tropiezo en la bolsa de Nike estaría el anémico crecimiento de la compañía en China. En el gigante asiático la empresa estadounidense logró aumentar su facturación en un 24% hasta los 1.400 millones de dólares durante el último trimestre. Esta cifra les ha sabido, no obstante, a algunos a poco, puesto que en el trimestre precedente el crecimiento de la facturación de Nike en China fue de un 35%.

Los presentados ayer son los primeros resultados trimestrales de Nike desde que Mark Parker, CEO de Nike, se disculpara públicamente por las denuncias de acoso de sexual que tuvieron lugar en el pasado dentro de la organización y que no se tomaron en serio en un principio Como consecuencia de estas denuncias varios ejecutivos de alto nivel de Nike han abandonado la compañía en los últimos meses.

Últimamente Nike había estado en el ojo del huracán no tanto por las denuncias de acoso sexual como por la controvertida campaña protagonizada por Kaepernick.

“Believe in something. Even if it means sacrificing everything. Just Do It” (Cree en algo. Incluso si significa sacrificarlo todo. Sólo hazlo) es el poderoso lema de la última campaña de Nike.

Actualmente Kaepernick, que antaño fuera quarterback de los San Francisco 49ers, se encuentra sin equipo en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL).

La campaña con Kaepernick fue vilipendiada desde el principio por Trump. “Nike va a ser aniquilada totalmente por la ira y el boicot. Me pregunto si alguna vez en sus sueños pensaron que algo así sucedería”, tuiteaba el mandatario estadounidense hace sólo unas semanas.

En las redes sociales, y en sintonía con las vitriólicas palabras de Trump, las fotos de zapatillas de Nike devoradas por las llamas comenzaron también a multiplicarse como setas.

“Estamos muy orgullosos de lo que hemos hecho con nuestra campaña ‘Just Do It”, recalcaba, por su parte, Mark Parker, consejero delegado de Nike. “Los clientes la han recibido muy bien. Y no sólo aquí en Estados Unidos sino en todo el mundo”, apostillaba Parker.

El objetivo de Nike es inspirar a la gente, señalaba Parker, y mucha gente ha entablado contacto con la firma gracias a la campaña protagonizada por Kaepernick.

En un principio a los inversores la atrevida campaña de Nike les sentó a cuerno quemado y ello se dejó notar en una fuerte caída de las acciones de la compañía en los mercados bursátiles. Sin embargo, más tarde las ventas online Nike pegaron el estirón (hasta el punto de agotar un buen número de productos) y se hizo entonces evidente que la campaña estaba funcionando.

A la campaña no le han faltado tampoco adversarios, pero gracias a ella Nike, una marca que otrora enarbolara la bandera de la rebeldía y más recientemente era dueña de una imagen más bien anodina y aburrida, está de nuevo en boca de todos.

Camilo Lyon, analista del banco de inversión Canccord Genuity, califica de “golpe de genio” la elección de Kaepernick para la última campaña publicitaria de Nike. Es muy valiente que “Nike se haya atrevido a posicionarse en un tema tan espinoso. Muy pocas empresas se han atrevido a hacer lo que ha hecho Nike”, señala Lyon en declaraciones a Handelsblatt.

Kaepernick no es el primer deportista en apuros al que Nike ha tenido a bien tender la mano. En 2009, cuando muchos patrocinadores dieron la espalda a Tiger Woods, la multinacional estadounidense permaneció fiel al golfista estadounidense, imagen de Nike desde 1996.

Se da la circunstancia de que este fin de semana Woods disputaba su primer torneo de desde hace cinco años y Nike celebraba su regreso con un emotivo (y viral) anuncio publicado en las redes sociales.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Never stop chasing your crazy dreams. #justdoit

Una publicación compartida de nike (@nike) el

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir