Anunciantes

Una obra de teatro para todas las edades

beon. se encarga de la campaña de comunicación de la obra ‘Volar es humano, aterrizar es divino

Beon se cargado del diseño, las gráficas y la conceptualización, así como de la campaña de publicidad en soportes externos como autobuses, metros y quioscos

Beon. vuelve a los escenarios de la mano de "Volar es humano, aterrizar es divino", una obra de teatro de Enrique Piñeyro que, tras cinco exitosas temporadas en el prestigioso Teatro Maipo de Argentina aterriza en Madrid para dos únicas representaciones en los Teatros del Canal.

En esta ocasión, beon. Communication es la agencia encargada de la comunicación y difusión de esta obra. En este sentido, se ha hecho cargo del diseño, las gráficas y la conceptualización, así como de la campaña de publicidad en soportes externos como autobuses, metros y quioscos; de la publicidad en prensa, online y ads en redes sociales; y de dar apoyo al gabinete de comunicación.

Una obra de teatro para todas las edades, donde el humor ácido y la reflexión profunda se van sucediendo a través de las diferentes escenas, en las que el protagonista muestra situaciones tragicómicas de la vida cotidiana.

Con una imponente puesta en escena, que incluye una cabina de avión a escala real y un gran despliegue audiovisual, la obra recrea un vuelo de Avianca durante su aterrizaje en Nueva York. Una fusión perfecta entre el cine, el teatro y el monólogo de humor.

La obra: "Volar es humano, aterrizar es divino"

Enrique Piñeyro representa en Madrid uno de los grandes éxitos de la escena argentina de los últimos años. Piñeyro es actor, director, médico, piloto de aerolíneas e investigador de accidentes aéreos. Trabajó para la empresa LAPA (Líneas Aéreas Privadas Argentinas) algo más de 10 años, donde denunció la mala gerencia y la falta de mantenimiento de sus aeronaves. Con todas estas características y experiencias, Piñeyro crea un montaje divido en dos partes diferenciadas.

En la primera se expone el accidente aéreo del vuelo 52 de Avianca. Un trayecto que se dirigía desde Bogotá a Nueva York. Los motivos de su accidente se debieron a una confusión entre vocablos castellanos y su traducción al inglés. Para ello se representa un simulador de cabina a escala real con tres pilotos y cuatro pantallas led. En la segunda mitad, Piñeyro interpreta un monólogo cómico donde recapacita sobre situaciones cotidianas repletas de un peligro potencial debido a los fallos y errores que existen en la comunicación diaria.

Nota de prensa

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir