Anunciantes

El Brexit pone nerviosos a BMW y McLaren

A BMW y a McLaren se les congelan los motores de puro miedo al Brexit

En vista de que las negociaciones del Brexit están embarrancadas y no se divisa aún ningún acuerdo, fabricantes automovilísticos como BMW y McLaren se preparan ya para lo peor.

bmwNingún otro sector es tan deudor de la cadena de suministro (a ser posible ajena a las fronteras) como el automovilístico. Por eso las empresas que se desenvuelven en este ramo de actividad están particularmente nerviosas por culpa de las negociaciones del Brexit (embarrancadas desde hace tiempo) y trabajan en planes de emergencia por si Reino Unido se divorcia (a la brava y sin acuerdo de por medio) de la UE.

Para asegurarse de contar con el suministro de miles de piezas en sus fábricas en caso de emergencia, los fabricantes automovilísticos apilan piezas de suministro en depósitos, refuerzan sus sistemas informáticos y buscan gigantescas superficies de estacionamiento para sus vehículos.

BMW busca, por ejemplo, con denuedo áreas de aparcamiento para camiones y almacenes a ambos lados del Canal de la Mancha. Y trata de garantizar que su producción no se paralice y se tope de bruces con fricciones cuando Reino Unido abandone definitivamente la UE en marzo de 2019.

La semana pasada BMW ya anunció la semana pasada su intención de cerrar durante cuatro semanas su fábrica de Mini en Oxford después de que se haga efectiva la salida de Reino Unido de la UE. Con este cierre temporal BMW trata de adelantarse a posibles pausas en su cadena de producción en caso de que el Brexit se consume sin acuerdo con Bruselas.

El fabricante automovilístico alemán está invirtiendo además fuertemente en sus sistemas informáticos, puesto que BMW es perfectamente consciente de que el Brexit se traducirá probablemente en un colosal flujo de documentos y trabas burocráticas con la introducción de nuevas aduanas en Reino Unido, según recoge Spiegel.

A BMW sus planes para el Brexit (en su vertiente más negativa) le estarían costando varios millones de libras.

Por su parte, Jaguar y Land Rover (las mayores empresas automovilísticas en Reino Unido) ya han advertido de que las consecuencias del Brexit en la producción son realmente incalculables. Y miles de puestos de trabajo están hoy por hoy en la cuerda floja.

Consciente de las dificultades que se avecinan, el fabricante de automóviles deportivos McLaren trata de buscar un acuerdo con las autoridades de la UE y almacena piezas con vistas a prevenir eventuales cuellos de botella en su producción.

Seis meses antes de la consumación del Brexit, Reino Unido y la UE no logran ponerse de acuerdo sobre su divorcio. Y por eso cada vez más empresas se preparan ya para el peor escenario posible: un Brexit huérfano de acuerdo.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir