Anunciantes

BP, McDonald's y Nokia, entre las empresas más "odiadas" por los estadounidenses

¿Por qué los consumidores odian o tienen “manía” a determinadas marcas? Las razones pueden ser muchas y variopintas. El caso es que durante el año pasado, empresas como BP, Toyota, Nokia o McDonald’s se ganaron especialmente la antipatía de los estadounidenses. Así lo concluye al menos un reciente estudio de la revista online 24/7 Wallstreet.

Que BP aparezca en la lista de las 15 compañías más “odiadas” por los estadounidenses de 24/7 Wallstreet no resulta en absoluto sorprendente. Al fin y al cabo, la compañía petrolera fue “responsable de la catástrofe medioambiental más grave de la historia de Estados Unidos”. Además, BP y consejero delegado, Tony Hayward, se mostraron particularmente “torpes” a la hora de dar explicaciones a la ciudadanía sobre el vertido del Golfo de México, lo cual motivó también el hundimiento de las acciones de la empresa petrolífera.

Tampoco 2010 fue un buen año para Toyota. La compañía japonesa se vio obligada a revisar 8 millones de vehículos en todo el mundo por un problema de frenos. Posteriormente se descubrió que la culpa era atribuible a los conductores y no a la compañía japonesa. Sin embargo, el daño ya estaba hecho. Toyota fue objeto durante 2010 de las iras de sus clientes, y estuvo también en el ojo del huracán de la prensa, que le dedicó artículos no precisamente halagüeños. Todo ello se dejó notar asimismo en sus acciones, que cayeron considerablemente en los últimos doce meses.

Otra de las marcas más “odiadas” por los estadounidenses en 2010 fue Nokia. El fabricante finlandés de telefonía móvil cayó en desgracia en Estados Unidos debido a la mala calidad de sus smartphones, cuyo diseño y usabilidad dejaban al parecer mucho que desear. Ello generó descontento entre la clientela y ocasionó una notable caída de las acciones de la compañía, informa Horizont.

Otra empresa que tampoco se ganó el favor de los ciudadanos de Estados Unidos en los últimos doce meses fue McDonald’s. La famosa cadena de restaurantes de comida rápida se enfrentó a numerosas críticas en aquel país debido a la deficiente salubridad de sus productos y también a sus cuestionables prácticas empresariales.

El Top 15 de las empresas más “odiadas” por los estadounidenses lo completan la multinacional de bienes de consumo Johnson & Johnson, las aerolíneas American Airlines y United Airlines, los bancos Citigroup y Bank of America, la empresas de electrónica Best Buy y Dell, las compañías de telecomunicaciones Charter Communications y AT&T y los servicios de televisión por satélite Dish Network y DirecTV.

Para la realización del ranking, 24/7 Wallstreet tuvo en cuenta, entre otros criterios, la opinión de los trabajadores de las compañías implicadas, las satisfacción de la clientela, y el punto de vista de la administración estatal. También se tuvieron en consideración las informaciones periodísticas sobre las empresas y los cambios en los valores bursátiles de las mismas.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir