Anunciantes

Burger King nos pone a dieta con las "Satisfries", sus nuevas patatas fritas bajas en calorías

Si es de esas personas a las que le encantan las patatas fritas, pero odia su alto porcentaje en calorías, está de enhorabuena. Burger King podría haber dado con el producto de sus sueños. La cadena de comida rápida acaba de lanzar en Estados Unidos unas nuevas patatas fritas bautizadas con el nombre de "Satisfries" que tienen el mismo sabor que las tradicionales pero que tienen también bastantes menos calorías que las clásicas.

Las nuevas "Satisfries" están confeccionadas con un rebozado menos poroso que impide que éstas absorban menos aceite cuando se fríen, explica Eric Hirschhorn, director de marketing de Burger King para Norteamérica.

Según Burger King, las "Satisfries" tienen un 20% menos calorías que las normales y un 30% menos que las patatas fritas de su gran rival en el mercado y número 1 en el mercado de las comida rápida: McDonald’s.

Una porción pequeña de este nuevo tipo de patatas fritas contiene tan sólo 270 calorías, calorías que aumentan hasta las 340 en el caso de las patatas normales.

Con sus nuevas “Satisfries”, Burger King pretende que sus ventas de patatas fritas remonten el vuelo en Estados Unidos, donde el consumo de este producto ha caído sensiblemente en los últimos años.

Para evitar que los clientes confundan estas nuevas patatas con las clásicas, éstas se venderán por 25 céntimos más que las normales, excepto en los menús infantiles, en los que no se aplicará el extra.

Aunque las nuevas patatas fritas de Burger King no pueden colgarse ni mucho menos la vitola de “alimento sano”, suponen un nuevo guiño de la famosa cadena de comida rápida a sus clientes más preocupados por la alimentación, a los que ha agasajado en los últimos años con productos más saludables como ensaladas, smoothies y wraps que han tenido bastante buena aceptación entre el público.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir