líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Cabify y Bolt anuncian su deseo de continuar operando en Barcelona pese a la estricta regulación

AnunciantesUna chica subiendo a un vehículo de la plataforma.

Cabify analizará cómo adaptarse a la nueva regulación

Cabify y Bolt anuncian su deseo de continuar operando en Barcelona pese a la estricta regulación

Ana Mora

Escrito por Ana Mora

Pese a las duras restricciones de la Generalitat con los VTC, Cabify y Bolt han mostrado su deseo de continuar con sus servicios en Barcelona.

Cabify ha anunciado su decisión de mantenerse firme para seguir operando frente a las restricciones para las VTC impuestas por la Generalitat a principios de julio. La compañía ha anunciado que «mantiene su vocación» de operar en Barcelona y que, con este fin, seguirá analizando cómo puede adaptarse a esta regulación anunciada.

El decreto ley regula las licencias de este tipo de servicios de compañías como Uber, Cabify o Bolt. Esta señalaba que el número de permisos se podría reducir hasta un máximo de 2.500, frente a los 4.000 registrados. También afectará a la longitud de los dispositivos, que tiene que ser mínimo de 4,90 metros, por lo que habría que cambiar prácticamente todas las flotas, con el desembolso que esto supone.

«Es un requisito injustificado y exclusivamente diseñado para acabar con un sector», apunta la firma, tal y como recoge La Información. No se alejan de la realidad, ya que, actualmente, menos del 1% de los vehículos vendidos en España cumplen con ese requisito.

Cabify afirma que esta ley promueve «la práctica eliminación de un sector que aporta soluciones de movilidad a más de un millón de usuarios» y que pone en peligro unas inversiones estimadas en más de 150 millones de euros, no solamente de la marca, sino también de sus proveedores.

Desde la empresa apuntan que siempre han intentando adaptarse a las normas impuestas. De hecho, tras el decreto de 2019, volvió a regresar a la capital catalana. En esa ocasión, la Generalitat les obligaba a precontratar los coches con 15 minutos de antelación.

Lo que hizo entonces Cabify fue «burlar» de algún modo esta normativa, asegurando que a partir de la segunda contratación se podría aprovechar el servicio con «la inmediatez de siempre», con un contrato de un año sin costes.

Bolt, que ha escalado rápidamente en Barcelona, también ha ofrecido su punto de vista y ha asegurado que se quedará en Barcelona pese al mencionado decreto. Pese a que les preocupa, sobre todo el impacto en las pequeñas y medianas empresas y en los autónomos, continuarán en Barcelona.

«A nosotros nos afecta a la parte de VTC, pues la que tenemos de taxi queda igual. Por lo tanto, en el peor escenario, en el caso de que el decreto se aplique y siga vigente, tendremos que buscar nuevos partners«, dice Daniel Georges en una conversación con Crónica Global, Daniel Georges, director para España de Bolt.

Habrá que seguir de cerca qué sucede con las licencias VTC en Cataluña tras esta medida, que tendrá que convalidarla el Parlament y que será efectiva a partir del 1 de octubre.

Temas

Cabify

 

WPP adquiere la agencia especializada en comercio electrónico CorebizAnteriorSigueinteLas marcas reinvierten en publicidad en medios el 3,8% de sus ingresos, pero esto no es suficiente

Contenido patrocinado