líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Así afecta a las marcas la caída en desgracia de Leo Messi en China

Leo Messi se disculpa por no jugar en Hong Kong, pero las marcas están que trinan con el astro argentino

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

El daño reputacional emanado de la controversia provocada por la ausencia de Leo Messi en Hong Kong podría afectar a las finanzas de las marcas que colaboran con el argentino.

Más de dos semanas después de que Leo Messi decidiera no disputar en Hong Kong un partido amistoso que despertó muchísima expectación y por el que los fans del astro argentino del balón pagaron cifras absolutamente estratosféricas, el jugador del Inter Miami ha roto por fin su silencio y ha emitido en la red social china Weibo una disculpa dirigida específicamente a los aficionados al balompié de China y Hong Kong (que reaccionaron lógicamente airados a la ausencia en el terreno de juego del futbolista).

«He leído y escuchado muchísimas cosas que se dijeron después de lo que pasó en el partido de Hong Kong, por eso he preferido hacer este vídeo y dar la explicación que realmente es y no tener que leer cosas falsas. Como todos saben, siempre quiero jugar y quiero entrar en todos los partidos. Escuché que no he querido jugar por temas políticos y muchas otras cosas que no tienen nada que ver«, explica Messi en un vídeo publicado en Weibo. «Si ese hubiera sido el caso, no habría viajado a China en tantísimas ocasiones con anterioridad», dice el jugador de la selección argentina de fútbol. «Como ya dije en la conferencia de prensa que hice, tenía una inflamación en el abductor y no pude participar. En el primer partido en Arabia lo sentí, en el segundo intenté jugar y fue a peor. Intenté el día anterior en el entrenamiento hacer un esfuerzo por toda la gente que había, hice lo que pude», apostilla Messi.

La ausencia de Messi en el amistoso de Hong Kong ha desencadenado la ira de los fans

Así y todo, y pese al «mea culpa» de Messi, lo cierto es que los ecos de la controversia emanada de la cacareada ausencia del argentino en el amistoso celebrado en Hong Kong siguen reverberando con fuerza en Asia. Y Tatler, que fue la empresa que trajo al Inter Miami a Hong Kong, está en el ojo del huracán. Los aficionados exigen a la compañía que les devuelva el dinero que pagaron por las entradas y Tatler, que ya ha disculpado públicamente por el «faux pas», se ha comprometido finalmente a efectuar un reembolso, pero solo a aquellos que compraron las entradas a través de canales oficiales.

Messi y los otros grandes reclamos del Inter Miami (Luis Suárez, Jordi Alba y Sergio Busquets) fueron contratados por Tatler para jugar en Hong Kong durante 45 minutos siempre y cuando no estuvieran lesionados. Sin embargo, el argentino acudió lesionado a Hong Kong y no pudo finalmente disputar el amistoso, alentado de este modo la cólera de los aficionados, que pagaron hasta 600 dólares para ver jugar sobre el terreno de juego a la estrella de la selección albiceleste.

Tatler, que sabía que una eventual lesión de Messi podía efectivamente formar parte de la ecuación, intentó que el Inter Miami forzara al argentino a interactuar con los fans y explicar públicamente por qué no podía jugar, pero sus esfuerzos cayeron en saco roto.

El silencio de Messi propició que afloraran teorías según las cuales Messi no habría jugado el amistoso de Hong Kong por razones de corte político. Y el hecho de que el argentino sí jugara en Japón solo tres días después no hizo sino avivar la polémica.

En el vídeo que ha visto la luz en Weibo Messi insiste en que estaba lesionado y que tiene «una relación muy estrecha y muy especial con China». El argentino subraya además que continúa teniendo un especial afecto por sus fans del gigante asiático y que espera reencontrarse con ello muy pronto.

Las disculpas de Leo Messi llegan, no obstante, probablemente demasiado tarde, cuando las nefastas consecuencias de su ausencia (justificada o no) en Hong Kong son virtualmente imposibles de reparar. No en vano, un partido amistoso que iban a disputar el próximo mes en China las selecciones de fútbol de Nigeria y Argentina (donde milita Messi) ha sido cancelado por las autoridades chinas, que desde medios afines al Gobierno juran y perjuran que el jugador «ha humillado» a Hong Kong.

Las marcas tienen también mucho que perder con la caída en desgracia de Leo Messi en China

La ausencia de Leo Messi en el partido amistoso de Hong Kong ha desembocado no solo en una crisis diplomática de primerísima magnitud, sino que ha terminado afectando también a las marcas. El icono argentino del fútbol tiene muchísima influencia en China y su popularidad es, de hecho, un poderoso imán para las marcas que de desenvuelven en el mercado del lujo, que halla en el gigante asiático uno de sus mercados más lucrativos.

Louis Vuitton, que nombró a Leo Messi embajador de la firma en 2022, genera, por ejemplo, el 32% de su facturación en Asia, principalmente en China y en Japón. Y el daño reputacional derivado de la controversia provocada por la ausencia de Messi en Hong Kong podría afectar no solo a las finanzas del argentino sino también a las finanzas de marcas que como Louis Vuitton han confiado su imagen al futbolista. China es, al fin y al cabo, un mercado de 1.400 millones de consumidores donde las marcas pagan lógicamente muy caro cualquier traspié.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

Solo en China Messi es imagen de la marca local de productos lácteos Mengniu y el fabricante de licores Chishuihe, entre otras compañías. El argentino colabora asimismo con la marca china de bebidas alcohólicas Erguotou, que pagaría a Messi alrededor de 2,7 millones al año y a la que los aficionados están conminando a cortar amarras con el futbolista en las redes sociales.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

La empresa asiática de «delivery» J&T Express rubricó igualmente un contrato con Leo Messi en Hong Kong en noviembre de 2022 para dar fuelle a su «awareness». J&T opera actualmente en trece mercados diferentes: Indonesia, Vietnam, Malasia, Filipinas, Tailandia, Camboya, Singapur, China, Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, México, Brasil y Egipto. Y el hecho de que la imagen de Messi esté «desangrándose» actualmente en China podría terminar dinamitando los contratos que el argentino tiene actualmente vigentes con marcas afincadas en el gigante asiático. Y la disculpa a modo de «torniquete» de Messi podría no bastar para contener la hemorragia.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

Temas

China

 

"Para los que lo quieren todo", la nueva campaña de PS21 para Ballantine’s LightAnteriorSigueinteCómo mejorar una campaña de merchandising para optimizar tu impacto empresarial

Contenido patrocinado