Anunciantes

¿Cambio de era? Los motores de Tesla rugen ya más fuerte en la bolsa que los de Ford

¿Cambio de era? Los motores de Tesla rugen ya más fuerte en la bolsa que los de FordTesla, cuyos títulos han pegado una zancada del 40% desde principios de año, se ha convertido en la nueva “superestrella” de Wall Street. No en vano, el célebre fabricante de coches eléctricos acaba de conseguir todo un hito en los mercados bursátiles, donde vale ya más que la veterana compañía automovilística Ford.

Entre Henry Ford y Elon Musk se establecen a menudo paralelismos (más que justificados). Hace ya más de 100 años Ford logró que los automóviles se convirtieran en un bien asequible para toda la población gracias a las cadenas de montaje. Y Musk tiene en mente un objetivo muy similar al logrado en su día por Ford: el millonario estadounidense está decidido a llevar los coches eléctricos a las masas.

Y aunque la ambición del CEO de Tesla está todavía bastante lejos de cumplirse, lo cierto es que está excelentemente bien encaminada para hacerse realidad. Los números contantes y sonantes así la atestiguan. Con un valor en la bolsa de 49.000 millones de dólares Tesla se las ha ingeniado para dejar atrás a Ford y pisa peligrosamente los talones a General Motors.

No obstante, y pese a que en los mercados bursátiles su valor se ha puesto en los últimos tiempos por la nubes, lo cierto que desde que se fundara en 2003 la compañía de Musk continúa pegada como una lapa a los números rojos. En los últimos cinco años a Tesla se le fueron por el desagüe alrededor de 2.300 millones de dólares. Durante ese mismo periodo Ford se embolsó, en cambio, unas ganancias de 26.000 millones de dólares.

En el primer trimestre del año Tesla vendió en todo el mundo aproximadamente 25.000 vehículos, mientras que Ford (a quien acaba de superar en la bolsa) despachó en el mismo periodo sólo en Estados Unidos más de 617.000 coches.

Aun así, y pese a las diferencias abismales en cuanto a cifras que hay hoy por hoy entre Tesla y Ford, la primera vale ya más que la segunda. ¿Cómo es posible semejante “milagro”?

Tesla está a las puertas de lanzar su primer vehículo pensado para el mercado de masas. Hasta ahora la compañía liderada por Musk había centrado sus esfuerzos en complacer a una clientela con la vista puesta en el denominado “ecolujo”.

El nuevo Model 3, el primer vehículo de clase de media de Tesla, costará 35.000 dólares y gracias a él la electromovilidad (a eso aspira al menos Musk) dejará de ser un nicho para convertirse en un mercado mainstream.

De cara a 2018 Tesla prevé aumentar su producción anual hasta los 500.000 automóviles. Y en 2020 su producción anual superará por primera vez la barrera del millón de coches.

Estas ambiciosas cifras llaman inevitablemente la atención (aún más) si tenemos en cuenta que el año pasado salieron de las fábricas de Tesla apenas 84.000 vehículos.

Aun así, y pese a que Tesla tiene actualmente encima toneladas y toneladas de presión (para su Model 3 hay ya centenares de miles de reservas), los inversores confían casi ciegamente en la compañía de Musk. Es el caso del gigante chino de internet Tencent, que volcó hace poco una inversión de 1.800 millones de dólares en Tesla y es actualmente uno de los mayores accionistas de la compañía estadounidense.

No obstante, no todos creen a pies juntillas en los ambiciosos planes de Tesla. Los analistas de Goldman Sachs llevan recomendando desde hace tiempo a los inversores que se desprendan de sus acciones en Tesla porque están convencidos de que el “sueño” de Musk acabará tarde o temprano diluyéndose. Y Dave Sullivan, analista de AutoPacific, cree que es una absoluta “majadería” que Tesla valga más que Ford en los mercados bursátiles.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir