líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantesno todo ha cambiado fundacion affinity

La campaña ha sido diseñada por la agencia DDB y producida por El Cangrejo

"No todo ha cambiado": la nueva campaña de Affinity para reivindicar el valor de nuestras mascotas en época de COVID

Fundación Affinity ha querido reivindicar el valor de las mascotas para darnos compañía en época de distanciamiento social y confinamiento.

affinity fundacion mascotas campaña de navidad

Desde que comenzó la crisis sanitaria global provocada por la COVID-19, una de las restricciones que peor hemos llevado es la del distanciamiento social. Ahora que se acercan las fechas navideñas, la frustración por no poder abrazar, besar y tocar se hacen aún más evidentes. Sin embargo, nuestros perros y gatos siguen estando a nuestro lado a pesar de los momentos difíciles, dándonos compañía y alegría. Este concepto es precisamente el elemento central de la nueva campaña de la Fundación Affinity: “No todo ha cambiado”.

Un estudio llevado a cabo por la Fundación Affinity declara que el 36% de los españoles que no conviven con un animal de compañía se ha planteado, a raíz del confinamiento y del distanciamiento social, adoptar un perro o un gato. Además, 9 de cada 10 personas que ya lo hacen afirman haber sobrellevado mejor el confinamiento. Estos datos ponen de relevancia la importancia de tener un animal de compañía para afrontar con más entereza las situaciones del día a día.

Esta nueva campaña, que ha corrido a cargo de la agencia DDB y la productora El Cangrejo, cuenta con un spot principal además de diversos contenidos diseñados para redes sociales y medios online que se irán lanzando en España y Francia progresivamente.

Si no visualiza correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí.

La pieza refleja varias escenas en las que el distanciamiento social frustra las ilusiones de varios miembros de una familia: la imposibilidad de los niños de sentarse sobre las rodillas de Papá Noel, el incómodo encuentro entre dos amigos o la extraña situación de no poder compartir ascensor. Al final del día, cuando todos llegan a casa, su perro les recibe con alegría y todos le colman de besos y abrazos; pudiendo liberar esa carga de cariño sobre el animal.

Esta campaña navideña sigue en paralelo las recomendaciones de la Fundación para una tenencia responsable, así como sus esfuerzos por incentivar la adopción como alternativa a la compra y la lucha contra el abandono.

 

Adiós millennials: la Generación Z se dispone a sentarse en el trono del influencer marketingAnteriorSigueinteLos profesionales del 2020: 10 rostros del sector del marketing y la publicidad que han destacado este año

Noticias recomendadas