Anunciantes

Los "chanchullos" de los retailers y los fabricantes sobre los precios se pagan carísimos

dinero¿No le parece raro que los precios de determinados productos sean idénticos en todos los establecimientos comerciales? Detrás de la poca variedad en lo que a precios se refiere de algunos productos hay a veces “chanchullos” de por medio.

En Alemania las autoridades de competencia han impuesto recientemente una abultada multa de 90,5 millones euros a varios puntos de venta que se habrían puesto de acuerdo con los fabricantes a la hora de poner precios a determinadas marcas de cerveza, de golosinas y de café.

Grandes cadenas de supermercados como Edeka, Metro, Netto o Rewe habrían llegado a un acuerdo, según las autoridades alemanas de competencia, con la empresa cervecera Anheuser Busch para etiquetar con idénticos precios las cervezas Beck’s, Franziskaner o Hasseröder. Y como dicho acuerdo se traduce en un perjuicio para el consumidor, las autoridades germanas de competencia han impuesto una severa multa a los establecimientos comerciales implicados.

Las multan no conciernen, de todos modos, única y exclusivamente al sector cervecero. Lidl también habría llegado a un acuerdo con Haribo para poner precio a las golosinas de esta empresa en sus puntos de venta. Y las autoridades de competencia reclaman también una multa a la cadena de droguerías Rossmann, que habría llegado supuestamente a un acuerdo sobre los precios de sus productos con varios fabricantes de marcas de café.

En Alemania los acuerdos entre establecimientos comerciales y fabricantes sobre el precio de los productos de los segundos están totalmente prohibidos por ley.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir