Anunciantes

CHINA, UN MERCADO DIFÍCIL PARA LAS MARCAS DE LUJO

Últimamente se ha estado viendo a China como la gran oportunidad para todo tipo de anunciantes. China es un mercado de 1.300 millones de habitantes con un crecimiento económico superior al 10%. Pero para muchas marcas de lujo, la experiencia no está siendo muy alentadora. Y es que según Eric Douilhet, presidente de BlueBell Japan, “la gente es demasiado optimista sobre China”.

Varias marcas de lujo, como Chanel, Hermès y Versace luchan por conquistar a los consumidores más ricos de la nación. Pero según explica Ivan Kwok, de Boston Consulting en Hong Kong, “si no se es la marca uno, dos o tres, las posibilidades de perder aumentan”. Sólo una de cada diez empresas de productos de lujo, entre ellas Louis Vuitton y Gucci, es rentable en China. Kwok asegura que los ganadores son aquellos cuyos productos son considerados por los consumidores chinos como símbolos obvios de riqueza, algo que no le ocurre a marcas como Cartier.

En occidente es un símbolo de lujo y riqueza, pero en China, donde lleva ya 15 años, Cartier apenas está recuperando los costes, a pesar de ser la marca de joyas de lujo que más vende en el país. Nigel Luk, director general de Cartier para China, reconoce que la marca necesitará otros 15 años para alcanzar el objetivo de ganancias. La empresa no escatima en gastos para lograr su objetivo. Su inversión publicitaria en el país es de nueve millones de dólares al año, una “parte considerable” del presupuesto mundial de publicidad de Cartier, asegura Luk.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir