Anunciantes

La campaña ha sido producida por la agencia Saatchi & Saatchi New Zealand

Chorus plasma las frustraciones diarias de la lentitud en la conexión a internet en la vida real con su último anuncio

Con el objetivo de promocionar su fibra óptica de alta velocidad, la marca ha representado los problemas más típicos de la conexión Wi-Fi como si pudiesen sucedernos físicamente en la realidad

vida real internet chorus

Llegan las 8 de la mañana de un nuevo día, y como siempre iniciamos sesión para la primera llamada laboral de Zoom del día. Sin embargo, gracias a la mala conexión Wi-Fi de que disponemos, la pantalla queda congelada inmediatamente, obligándonos a reiniciarlo todo de forma frenética. A continuación, para más inri, enfrentamos un interminable día de “buffering” mientras intentamos finalizar un proyecto del trabajo, aumentando nuestro nivel de estrés a niveles que nos hacen desear mandar a volar el portátil por la ventana y renunciar a todo. Un fiel reflejo de la vida para cualquiera que trabaje desde casa en estos momentos, enfrentando esta serie de problemas horriblemente familiares.

Sin embargo, imaginemos ahora que todas esas frustraciones, fruto de la tecnología, no se limitasen a nuestros mundos digitales, y también sucediesen en nuestra vida física real. Este es el concepto que ha ilustrado la agencia Saatchi & Saatchi New Zealand en su última campaña, un divertido anuncio producido por encargo para televisión para el proveedor de banda ancha y fibra Chorus.

En el anuncio, un personaje llamado Carl experimenta un día de “mala red”, que lo sume en una variedad de situaciones frustrantes. Primero, intenta dar los buenos días a sus vecinos, pero se queda congelado igual que su videollamada. Luego, intenta leer un papel, pero el texto aún no se ha cargado por completo. Mientras tanto, su perro intenta jugar con una pelota que está suspendida en el aire, una referencia a la eternamente frustrante “pelota de playa” temida por los usuarios de Apple. Finalmente, Carl pierde los estribos antes de ser rescatado por el equipo de Chorus, que viene a instalar internet por fibra.

“A menudo, la gente no es consciente de que su mala experiencia no es normal y que no tiene que aguantarla”, dijo Corey Chalmers, director creativo ejecutivo de Saatchi & Saatchi New Zealand. “Esperamos que esto sirva como recordatorio de que existe una solución que pondrá fin a las malas experiencias de los neozelandeses”. La campaña se transmitirá por televisión, video en línea, medios exteriores, radio, digital y social.

Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir