Anunciantes

Alaska, Desirée Vila y Nerea Luis son role models de Barbie

Científicas, deportistas, presidentas del gobierno… Barbie sigue derribando estereotipos después de 60 años

Desde su nacimiento en 1959 Barbie se ha enfocado en ayudar a las niñas a proyectar sus sueños a través del juego.

Barbie

Estamos acostumbrados a ver a las marcas a evolucionar, renovar su imagen corporativa y lanzar nuevas políticas de RSC que responden a unas demandas cada vez más exigentes de los consumidores. Sin embargo, hay ciertos valores que acompañan a las marcas de su inicio y que se mantienen intactos a lo largo de los años. Barbie, que cumple este año 60 años desde su nacimiento, es un ejemplo de ello.

Hoy hemos acudido al evento con el que la marca ha querido repasar una trayectoria que ha marcado la vida de millones de niñas que han jugado con sus muñecas.

Ruth Henriquez, responsable de marketing de Mattel, ha sido la encargada de recordar el propósito con el que nació Barbie: inspirar a las niñas a través del juego. En 1959, Ruth Handler creó Barbie a raíz de ver a su hija jugar siempre con muñecos bebés, los únicos que se comercializaban en la época. Handler se propuso diseñar una muñeca para que su hija y todas las niñas pudieran imaginar historias y proyectarlas a través de ella.

Barbie

La trayectoria de Barbie ha destacado en su apuesta por derribar estereotipos. Hace 4 años la marca lanzó 3 arquetipos diferentes (alta, baja, con curvas), para que todas las niñas pudieran verse reflejadas en una muñeca que representa diferentes tipos de físico, profesiones y aspiraciones.

"Tenemos la responsabilidad de impulsar a las niñas a perseguir sus sueños", declara Ruth Henriquez. En sus primeros años de infancia, las niñas sueñan con ser cualquier cosa que puedan imaginar, sin poner límites a sus objetivos. Pero a partir de los 5 años, las niñas comienzan a sentir inseguridades, la llamada brecha del Dream Gap. Consciente de esta realidad, Barbie quiere proporcionar referentes a las niñas, del pasado y del presente, poniendo en valor a todas esas mujeres que han derribado barreras.

Como role models y grandes referentes para las jóvenes Barbie ha escogido a tres mujeres de profesiones y trayectorias diferentes, pero con un denominador común: su contribución a la eliminación de estereotipos. Se trata de la cantante Alaska, la atleta paralímpica Desirée Vila y la ingeniera robótica y creadora de T3echFest Nerea Luis, que han contado sus historias para demostrar a las niñas que no existen los límites.

Barbie

Nerea Luis comenzó su historia como apasionada de la tecnología y la investigación gracias a una curiosa afición. Desde pequeña le encantaba el animé y el manga, algo no muy común en su entorno, pero que gracias a internet pudo seguir descubriendo al encontrar a más personas como ella. A partir de ahí comenzó a interesarse por los ordenadores y acabó por estudiar Ingeniería Informática. En la carrera descubrió la inteligencia artificial y decidió hacer su proyecto de fin de carrera sobre un robot, todo un reto que consiguió superar y que le acercó a la investigación. Realizó su tesis sobre AI y creó el evento T3echFest, que en su última edición contó con un 40% de mujeres. "Estaba obsesionada con cambiar eso que nos habían vendido de que en Silicon Valley solo había hombres", dice Nerea. "La capacidad que nos dan la ciencia y la tecnología es dibujar el futuro, un futuro que debe tener una visión inclusiva", concluye.

Otra de las mujeres referentes ha sido Alaska, que cumple 56 años este año y, por tanto, pertenece a la primera generación de niñas que creció con Barbie. "Pasé de ser una niña que jugaba con Barbie a una adulta que las coleccionaba", dice la artista, y añade que Barbie "se ha convertido en un icono del pop, incluso ha sido pintada por Warhol". Alaska ha mostrado el primer disco de Alaska y los Pegamoides, con una contraportada llena de Barbies con diferentes físicos. "No todas eran rubias. Barbie es un referente plural", ha señalado. La artista formó su primer grupo cuando apenas tenía 14 años y no sabía tocar bien la guitarra, lo que no le impidió seguir luchando por su sueño y convertirse en el icono que es ahora. "No hace falta pensar que estamos preparados para hacerlo, basta con hacerlo", ha dicho a las niñas que escuchaban desde la primera fila.

Y, por último, Barbie ha contado con el ejemplo de Desireé Vila, una gran deportista que a los 16 años tuvo que aceptar que había perdido la pierna. Aunque tuvo que dejar el deporte por un tiempo, en 3 años volvió a competir, esta vez en atletismo. La deportista lo tiene claro: "La clave fue dejar de pensar en lo que no podía hacer para focalizarse en lo que podía hacer". Desirée ha expresado lo emocionante que es para ella ver un modelo de Barbie con prótesis.

Barbie

Pero el evento de Barbie no se ha centrado únicamente en el mundo adulto y ha contado con la presencia de tres niñas que despuntan en los campos de las role models. Valeria, referente en el mundo de la robótica y la programación, Melani, la ganadora más joven de La Voz Kids, que tras solo dos meses de clases de piano compuso su primera canción y Alexia, que con tan solo 4 años participó en el concurso Pequeños Gigantes y ahora tiene un canal de Youtube en el que enseña coreografías.

Barbie, a través de su directora de marketing Ruth Handler, ha dejado claro que la marca continuará creando iniciativas y aunando esfuerzos para seguir inspirando a las niñas a creer en sí mismas.

Te recomendamos

Cannes

Outbrain

FOA

rakuten

Compartir