Anunciantes

CLAVES A TENER EN CUENTA A LA HORA DE ESCOGER UN PATROCINIO

El patrocinio es un buen método para impulsar y activar las ventas regionales para las pequeñas y medianas empresas. Sin embargo, hay que seguir una serie de reglas clave si se quiere obtener el éxito esperado con esta estrategia de marketing.

Fijar los objetivos. A la hora de planear la actividad a patrocinar, hay que fijar bien a quién se dirige (target) y qué se quiere conseguir con esta estrategia durante el periodo de tiempo en el que se desarrolle.

Analizar el mercado. ¿Qué hace la competencia? ¿Dónde y cómo se le puede desmarcar? La base debe ser un análisis estratégico, no la envidia profesional o la vanidad personal.

Seleccionar los instrumentos. Hay que definir que instrumentos de marketing son los adecuados para comunicar las actividades de patrocinio. Pero esto solo se consigue si antes se definen adecuadamente los objetivos, y no al revés.

Planificar el presupuesto. Por cada euro que se pague en concepto de derechos de patrocinio, hay que invertir un euro en el presupuesto de comunicación del patrocinio para conseguir activar la participación de la marca.

Definir los parámetros de medida. Fijar los indicadores y establecer una medida base para poder documentar el desarrollo de la estrategia de patrocinio y poder rectificar, si es necesario. Esto también requiere presupuesto.

Estar al día en temas legales. Hay que estar bien informado para que las actividades que se desarrollen estén controladas en sus aspectos legales. A veces las actividades de hospitalidad que desarrollan los patrocinadores con sus clientes pueden implicar cuestiones legales o tributarias a tener en cuenta.

Integración del patrocinio. Los límites entre el patrocinio y otros instrumentos de marketing son difusos, lo que exige que la participación en la actividad de patrocinio armonice con el resto de estrategias.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir