Anunciantes

Coca-Cola se cuelga del brazo de una empresa de café para plantar cara a Sodastream

coca-colaCoca-Cola anunció ayer para sorpresa de muchos un acuerdo para comprar el 10% de la empresa cafetera Green Mountain Coffee por alrededor de 1.250 millones de dólares. ¿Se pasa entonces el gigante de los refrescos al mundo del café? No exactamente. En realidad forma todo parte de una estrategia para plantar cara a la cada vez más pujante empresa israelí Sodastrem, que comercializa máquinas para fabricar bebidas desde casa.

Green Mountain Coffee comercializa las cafeteras de cápsulas Keurig y el próximo mes de octubre tiene previsto lanzar el nuevo sistema Keurig Cold para elaborar refrescos, zumos y bebidas deportivas también a partir de cápsulas. Y es precisamente en esta nueva división de negocio donde Coca-Cola tiene puestos sus ojos.

Las dos empresas han firmado un acuerdo de diez años para colaborar juntas en el desarrollo y comercialización de bebidas refrescantes para el sistema Keurig Cold.

Este sistema para preparar bebidas refrescantes mediante cápsulas no es en realidad nada nuevo, pues Sodastream presentó ya un sistema similar en el año 2012. Un sistema que es, de hecho, el protagonista del último ataque publicitario de la empresa israelí a Coca-Cola: el polémico anuncio “Sorry, Coke and Pepsi” protagonizado por Scarlett Johansson.

El spot, previsto inicialmente para su emisión durante la Super Bowl, fue finalmente prohibido por Fox por sus directos ataques contra Coca-Cola y Pepsi.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir