Anunciantes

Los coches voladores de Blade Runner, a punto de surcar el cielo (real) gracias a Toyota

Los coches voladores de Blade Runner, a punto de surcar el cielo (real) gracias a ToyotaLos coches que surcan los cielos en la célebre película de ciencia ficción Blade Runner podrían hacer también de las suyas en el mundo real (y antes de lo que muchos piensan). Toyota se ha propuesto tener listo un futurista vehículo volador para los próximos Juegos Olímpicos de 2020.

Según recoge la publicación Nikkei, el fabricante automovilístico nipón financiará un proyecto bautizado con el nombre de Cartivator y liderado por Tsubasa Nakamura.

Detrás de Cartivator hay un grupo de una treintena de jóvenes cerebros que en 2012 fueron premiados en un concurso con su singular proyecto para alumbrar un automóvil volador.

Tras haberse sostenido en los últimos años gracias a las donaciones, Cartivator recibirá 40 millones de yenes (320.00 euros) por parte de Toyota para fabricar un prototipo que pueda ser probado a finales de 2018 y comercializado en 2020, coincidiendo con las Olimpiadas de Tokio.

El objetivo de Cartivator es que “Skydriver”, el vehículo volador en el que está trabajando este grupo, sea elegido para llevar a cabo una muy noble tarea: transportar la llama que encienda el pebetero olímpico durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio.

“Skydriver”, que tiene unas dimensiones de 2,9 metros de largo por 1,3 metros de ancho, será capaz de elevarse aproximadamente diez metros sobre el suelo y podrá alcanzar una velocidad máxima de 100 kilómetros por hora.

Pertrechado de la misma tecnología que los drones, este coche volador dispondrá de tres ruedas y cuatro rotores y tendrá suficiente capacidad para despegar verticalmente.

Si “Skydriver” se convierte finalmente en una realidad, será de gran ayuda para evitar atascos y también para rebajar los niveles de contaminación en las ciudades, puesto que previsiblemente no utilizará petróleo sino electricidad o en su defecto energía solar.

Toyota no es la única empresa que tiene entre ceja y ceja el desarrollo de coches voladores. Hace poco la joven start-up estadounidense Kitty Hawk, financiada por Larry Page (cofundador de Google), presentó un prototipo (todavía bastante tosco) de coche volador. Y también Airbus y Uber tienen la vista puesta en los futuristas (ya no tanto) vehículos voladores.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir