líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Anunciantes

Codorníu vs la abuela Anadigna

Codorníu pierde la batalla en los tribunales contra una pequeña bodega de Pontevedra

La pequeña bodega de Carlos Rey Lustres podrá utilizar el nombre de su abuela Anadigna tras ganar la batalla legal a Codorníu.

anna_de_codorniuCarlos Rey Lustres, propietario de una pequeña bodega ubicada en Meaño (Pontevedra), podrá utilizar el nombre de su abuela Anadigna Torres como denominación de sus albariños tras ganar la batalla a Codorníu.

Tal y como informan desde ABC, el Tribunal Supremo ha rechazado el recurso interpuesto por el grupo catalán en el que alegaba que el uso del nombre de la abuela de Rey en sus vinos, entraba en conflicto con su marca «Anna de Codorníu».

La Sala Tercera del Tribunal Supremo ha avalado de esta forma el fallo inicialmente emitido por el Tribunal Superior de Justicia de Galicia que ya consideró que no existía ningún tipo de conflicto entre las marcas.

El origen de esta historia nos remonta a 2015. Año en el que Carlos Rey, como homenaje a su abuela quien le enseñó todo lo que sabe sobre el vino, decidió utilizar el nombre de Anadigna para sus albariños.

Registro el nombre en la Oficina de Marcas y Patentes para poder comercializar su pequeña producción de 9.000 botellas anuales que apenas reportan una facturación de 40.000 euros.

El problema surgió cuando, en el momento del registro, Codorníu y Pagos del Rey presentaron un recurso de alzada alegando que “Anadigna” generaría confusión con “Anna de Codorníu”. En el caso de Pagos del Rey consideraban que entraba en conflicto con su marca “Analivia”.

La Oficina de Marcas y Patentes concedió en un primer momento la licencia de uso por un periodo de 10 años a Rey que le fue retirado obligando al pequeño bodeguero a batallar en los tribunales.

Finalmente, el Tribunal Superior de Justicia ha dictaminado la misma sentencia que el Tribunal Superior de Justicia de Galicia: “no existe el riesgo de confusión entre los consumidores que se alega”, ya que la pequeña bodega de Rey “tipo de vino propio de una región muy conocida y específica -las Rías Baixas-, muy distinto a los otros vinos y licores propios de las otras empresas contendientes por la marca”, recogen en ABC.

Concluyen además que el parecido fonético existente entre las distintas marcas “no es de la entidad suficiente para que puedan producir confusión en el mercado”.

Las tiendas online españolas son cada vez más segurasAnteriorSigueinteApple recupera el liderazgo en Wall Street pero no alcanza los 1.000 millones de dólares

Noticias recomendadas