líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

AnunciantesUna manzana partida en cuatro trozos

La CE cree que Apple abusó de su posición dominante

La Comisión Europea acusa a Apple de infringir la ley de competencia

La declaración de objeciones presentada hoy por Bruselas responde a las preocupaciones planteadas por los proveedores de transmisión de música como Spotify.

«Apple infringe la ley de competencia de la UE. Apple Music compete con otros servicios de transmisión de música, pero Apple cobra comisiones elevadas a los rivales en la tienda de aplicaciones y les prohíbe informar sobre opciones de suscripción alternativas. Los consumidores salen perdiendo». Con estas palabras Margrethe Vestager, vicepresidenta de la Comisión Europea, anunciaba las conclusiones preliminares de Bruselas tras la investigación realizada a la compañía de la manzana sobre un posible comportamiento anticompetitivo.

Fue en marzo de 2019 cuando Spotify presentó una demanda a la tecnológica ante la CE por competencia desleal. El servicio de streaming considera que las normas que impone en App Store perjudican la elección del consumidor y frenan la innovación. Sobre todo, Spotify apuntaba a la del 30% que Apple ingresa por las suscripciones que se realizan a través de su tienda de aplicaciones.

En un comunicado, Vestager informa de que la Comisión ha enviado ya un pliego de cargos a Apple. «Nuestra conclusión preliminar es que Apple abusó de su posición dominante para la distribución de aplicaciones de transmisión de música a través de su App Store y distorsionó la competencia en el mercado de transmisión de música», asegura.

Según la CE, la compañía ejerce «un poder de mercado considerable en la distribución de aplicaciones de transmisión de música a los propietarios de dispositivos Apple». «En ese mercado, Apple tiene el monopolio. La empresa no solo controla el único acceso a las aplicaciones en los dispositivos Apple. También ofrece un servicio de transmisión de música, Apple Music, que compite con otras aplicaciones disponibles en la App Store de Apple, como Spotify o Deeze», continúa.

En esta declaración, Vestager manifiesta la preocupación sobre dos condiciones impuestas para acceder a la App Store. La primera, el uso obligatorio del propio sistema de compra dentro de la aplicación de Apple para comprar contenido digital y la comisión del 30% antes mencionada. «Nuestra investigación mostró que esta tarifa se transfirió a los usuarios finales al aumentar los precios, generalmente de 9,99 a 12,99 euros», explican.

La segunda preocupación de la Comisión son las llamadas «reglas anti-dirección», que limitan la capacidad de los desarrolladores de aplicaciones para informar a los usuarios de iPhone o iPad sobre suscripciones alternativas más baratas disponibles en otros lugares.

La preocupación de la Comisión es que las reglas de Apple afecten negativamente a sus rivales al aumentar sus costos, reducir sus márgenes de ganancia y su atractivo en la App Store.

Ahora son los de Cupertino quienes deben pronunciarse y responder a las inquietudes planteadas por la Comisión Europea.

Doritos rinde tributo a las familias con dos madres en esta hermosa campaña LGBTAnteriorSigueinteGran consumo y promociones de verano... Preparados, listos, ¡ya!

Noticias recomendadas