Anunciantes

CÓMO AFECTA LA CRISIS EN LA FÓRMULA 1

La salida de Honda de la Fórmula 1 dio la voz de alarma. La crisis ya era un hecho consumado en los deportes de motor. A la marca japonesa se le unieron otras dos, Subaru y Suzuki, que anunciaron su salida del World Rally Championship. Los expertos creen que lo peor está aún por llegar para las escuderías.

Ya el verano pasado, los encargados del circuito de Montmeló reconocían que no alcanzaban las ventas de entradas esperadas, y Flavio Briatore, director de la escudería Renault, reconocía que la Fórmula 1 empezaba ya a sufrir la crisis “como cualquier otro negocio”. Y como en cualquier otro negocio, una de las primeras consecuencias de esta crisis es el despido de parte de la plantilla. Los ajustes de personal también vienen dados por los cambios en la normativa para la próxima temporada. Desaparecen los test, se prohíben los entrenamientos privados, se limitan los motores y se reducen los recursos en materia aerodinámica. Todo ello traerá consigo reducciones de los presupuestos entre un 30% y un 50%, y de la plantilla en 20 o 30 trabajadores por equipo.

En la escudería de Fernando Alonso, Renault, la situación se está notando. Tanto, que estuvieron a punto de perder a su principal patrocinador, ING, que con la crisis se planteó la posibilidad de abandonar los circuitos. Pero finalmente los expertos le aconsejaron que no lo hiciera porque su marcha podría haber tenido peores consecuencias de imagen.

Por su parte, la escudería Honda aún busca quién la rescate. En los circuitos se rumorea que podría ser el multimillonario mexicano Carlos Slim el que se quede con ella. Al igual que Slim, hay otros anunciantes que a pesar de la crisis siguen interesados en la figurar en el circo de la F1. Uno de ellos es LG, que ha anunciado su entrada como socio y proveedor tecnológico de la competición, lo que le garantiza presencia en los grandes premios y derechos sobre algunos espacios publicitarios. Lenovo, por su parte, abandona Williams para desarrollar ahora la tecnología de McLaren, aunque aún no sabe el sitio que ocupará su logo en los monoplazas británicos.

Para quien quiera seguir su ejemplo, aún hay sitio en algunos equipos, según informa Expansión. Tras la salida de la Mutua Madrileña de McLaren para seguir a Alonso a Renault, los británicos siguen teniendo libre el espacio que dejó la aseguradora en los alerones delanteros del coche. Y Renault aún no encuentra sustituto de Telefónica, que abandonó su espacio en los alerones traseros para patrocinar el Gran Premio de Cataluña.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir