Anunciantes

¿Cómo podría la FIFA resucitar su imagen de marca? Aquí tiene una interesante línea de actuación

confianzaEl ex vicepresidente de la FIFA, Jack Warner, una de las 14 personas acusadas en escándalo de corrupción y sobornos masivos que conocíamos recientemente sobre la organización, ha prometido sacar a la luz nuevas pruebas contra el organismo regulador del fútbol a nivel internacional así como contra su ya ex presidente, Joseph Blatter. Este es sólo el último golpe que recibe una marca que atraviesa una de las peores crisis de su historia.

La FIFA se encuentra en una situación de riesgo. Los patrocinadores y sus miles de millones de dólares no están contentos y ya han mostrado su parecer a la institución al igual que los consumidores y aficionados al deporte. En términos deportivos, la FIFA se encuentra asediada en su propia portería perdiendo uno de los partidos más importantes de su existencia.

Una situación en la que lo único que le queda al organismo internacional es resurgir de sus propias cenizas y debería hacerlo cuanto antes. Tras la renuncia de Blatter, la FIFA tendría que planearse un modelo diferente. La justicia será la que determine si finalmente si Blatter es o no responsable de estos escándalos pero, lo cierto es, que se ha violado y traicionado la confianza de miles de millones de consumidores y clientes a nivel mundial. Uno de los peores golpes que una marca puede recibir.

Con el fin de reestablecer la confianza de los mismos, la FIFA debería buscar alinearse con personas que se presenten como embajadores de la integridad y la confianza. Al tratarse de una marca que opera a nivel global, lo cierto es que los candidatos deben ser cuanto menos numerosos. Ex deportistas conocidos mundialmente por su esfuerzo, deportividad y sacrificio o ejecutivos del sector que apuestan por el deporte son más que aceptables candidatos para ponerse al frente de la conocida institución.

Si algo ha aprendido la FIFA tras este escándalo es que la transparencia tiene que ser una de las máximas de sus organismos de control. Hechos como mantener a los clientes completamente en la oscuridad durante sus procesos de selección de altos cargos o, por ejemplo, con la selección del país anfitrión de la Copa del Mundo o las ofertas de patrocinio, no hacen sino perpetuar la idea de tratos realizados en trastienda acrecentando los rumores de corrupción.

Sí realmente la FIFA quiere recuperar una buena identidad de marca, no basta con aplicar estos nuevos procedimientos a su cúpula sino que tiene que extender sus iniciativas de transparencia a todas su áreas en todas las regiones en las que esté presente. Un buen punto de partida sería la organización de foros de discusión abiertos a los fans, nuevas campañas y eventos comunitarios en los que se apueste por estos valores en el nombre de la FIFA son algunas de las mejores opciones.

Una de las ventajas con las que cuenta la FIFA frente a otras marcas internacionales es la Copa del Mundo. Un activo que evoca un sentimiento común en millones de personas en todo el mundo. La FIFA tiene que saber utilizar esto y utilizar el Mundial para recuperar la confianza de los consumidores. Pronto se pondrá en marcha la campaña de promoción para el Mundial de 2018. Una oportunidad única para que sus estrategias de marketing tengan como pilares fundamentales la confianza, fortaleza de liderazgo y amistad universal.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir