Anunciantes

Compras más conservadoras, tendencia de los consumidores en crisis

La mejora de los indicadores de confianza registrados en diciembre tuvo un componente estacional. La vuelta a la normalidad en enero ha supuesto el retorno del Índice de Comportamiento del Consumidor de Millward Brown a los niveles que, con altibajos, se vienen registrando desde mayo 09. Otra manifestación del repliegue es la reversión de la tendencia ascendente a pensar que se pueden mantener los niveles de consumo en este momento (53.6%), reequilibrándose otra vez con quienes creen que es mejor reducirlos (41.4%).

Lo más novedoso este mes es la tendencia descendente de quienes creen que es mejor buscar nuevas marcas que ofrezcan nuevos servicios y prestaciones. No parece el momento de novedades. Al contrario, va ganando espacio la idea de que es mejor probar/comparar entre varias marcas del repertorio de lo conocido. El conservadurismo se ha instalado como norma de conducta, y sólo novedades que resuelvan o simplifiquen problemas tienen un espacio.

A principios de la crisis podía observarse que los consumidores habían aprendido a manejar su fuerza en el mercado, ahora ese aprendizaje ha pasado a formar parte del bagaje cotidiano, en parte como reacción defensiva ante un futuro que se observa con muchas interrogantes por despejar.

Igualmente, la valoración del momento para hacer ciertas compras se mantiene congelada, incluso con algunos retrocesos: largas vacaciones, en lo que puede haber un componente estacional; reformas en la casa, muebles, coches, viajes de fin de semana. A cambio, mejora llamativamente la valoración de la oportunidad para compra ropa o complementos.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir