Anunciantes

¿Con agujetas en la cara de tanta sonrisa navideña falsa? Harvey Nichols tiene la solución

Harvey NicholsEn Facebook y otras redes sociales la denominada "duck face" o cara de pato está muy en boga (quizás demasiado). Esta mueca consiste básicamente en poner morritos ante la cámara para salir supuestamente más atractivos en los selfis que tenemos a bien publicar en la Web 2.0.

La "duck face" es terriblemente forzada y por eso resulta tan ridícula, pero hay caras tan o más enconsertadas que la infame cara de pato. Hablamos de la "gift face" o esa mueca de falsa felicidad que ponemos cada vez que alguien nos regala algo rematadamente feo (o simplemente inadecuado) en Navidad.

Habida cuenta de que los regalos malos se cuentan por decenas en Navidad, los músculos de las mejillas se les quedan a algunos completamente agarrotados de tanta “gift face”.

Esa “gift face” desgraciadamente tan común en esta época del año es precisamente la protagonista de la nueva campaña navideña de los grandes almacenes británicos Harvey Nichols.

“Avoid gift face” es el lema de la campaña, en la que Harvey Nichols aprovecha para dar un tirón de orejas a todos aquellos (abuelas y esposos sobre todo) que agasajan a sus seres queridos con regalos deliberadamente horribles en Navidad y les fuerzan a la consabida “gift face”.

Esa “gift face” podría evitarse perfectamente si los aficionados a los regalos poco afortunados hicieran sus compras en Harvey Nichols, donde los obsequios miserables directamente no existen.

Firmada por la agencia londinense Adam&Eve DDB, producida por Blink y dirigida por Tim Bullock, “Avoid gift face” vuelve echar mano de la ironía que tan buenos frutos dio a Harvey Nichols en la celebrada campaña navideña “Sorry, I Spent It On My Self”, que fue una de la grandes triunfadoras el año pasado en Cannes Lions.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir