líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El consumidor y sus furibundos ataques de dignidad dan plantón a las marcas

AnunciantesEl consumidor no quiere saber nada de las marcas indignas

Cada vez más consumidores dan portazo a marcas "indignas"

El consumidor y sus furibundos ataques de dignidad dan plantón a las marcas "indignas"

A ojos del 69% de los consumidores lo digna o indigna que resulta una marca echa fuertes raíces en la adecuada alineación de lo que dice y lo que hace.

En el último año el número de consumidores que han cambiado sus hábitos de compra en base a lo «dignas» o «indignas» que resultan a sus ojos determinadas marcas ha pegado notablemente el estirón. Así se desprende de un reciente estudio llevado a cabo en Reino Unido por Karmarama.

Parece, por lo tanto, que el consumidor está más preocupado que nunca por el trato que las marcas dispensan a sus empleados, sus proveedores y sus clientes y también por su capacidad para responder con prontitud y con suficiente sensibilidad a las necesidades de la sociedad.

Por esta razón las conversaciones online en torno a la cuestión de si las marcas merecen o no el dinero de sus clientes ha aumentado un 60% con respecto a los niveles precovid.

Y en esta misma línea el 64% de los consumidores cree que la dignidad de la que hacen gala las marcas constituye un factor de primerísimo orden a la hora de valorar su experiencia de compra.

El 73% de los consumidores tilda de importante que las marcas dejen meridianamente claro lo que hacen por la gente y por la sociedad (más allá de los productos y servicios que comercializan). Este porcentaje era de apenas un 61% en julio del año pasado.

La dignidad de una marca es fuertemente deudora de la sintonía entre sus palabras y sus actos

Desde el punto de vista del 69% de los consumidores lo digna que resulta una marca echa fuertes raíces en la adecuada alineación de lo que dice y lo que hace. Y es que el consumidor parece captar al vuelo las eventuales disonancias entre las palabras y las acciones de las marcas.

El tratamiento que las marcas dispensan a su personal es también una prioridad para el consumidor. El 81% planea invertir más en aquellas marcas que procuran un trato adecuado a sus empleados (frente al 61% de julio de 2020), mientras que el 76% muestra una mayor predisposición a comprar una marca si está da cuenta de un compromiso auténtico con los problemas emanados de la pandemia.

«Es esencial que las marcas comprendan las consideraciones de nueva hornada que entran en juego en las decisiones de compra del cliente», subraya Will Hodge, chief strategy officer de Karmarama.

«Hoy en día las marcas exitosas van más allá de sus ambiciones para diferenciarse de sus rivales y se esfuerzan por conectar con la gente. Los comportamientos de los que hacen gala a nivel corporativo son tan importantes como lo que venden«, apostilla Hodge.

La realidad aumentada mete el turbo gracias al empujón propiciado por la pandemiaAnteriorSigueinteVerás Titanic con otros ojos tras contemplar este desternillante spot noruego

Noticias recomendadas