líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El consumidor quiere que las marcas le hagan desternillarse de la risa

AnunciantesLos mensajes condimentados con humor son los que más encandilan al consumidor

La risa es un poderoso imán para para el consumidor

El consumidor quiere que las marcas le hagan desternillarse de la risa

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

El consumidor se siente atraído sobre todo y ante todo por aquellos mensajes en los que las marcas consiguen simple y llanamente hacerle reír.

Cuando fijan la mirada en los mensajes emitidos por las marcas, la mayor parte de los marketeros buscan revestir tales mensajes de mayor autenticidad y transparencia (para calar así más hondo en el corazón en la audiencia). Sin embargo, y aunque estas cualidades hacen también muchísimo tilín al consumidor, lo cierto es que este se siente atraído sobre todo y ante todo por aquellos mensajes en los que las marcas consiguen simple y llanamente hacerle reír. Así lo concluye un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos por Attest.

El 57% de los 2.000 consumidores consultados en su informe por Attest confiesan que los mensajes de corte humorístico con los que tienen a bien agasajarles las marcas son los que resultan a sus ojos más atrayentes.

Más allá de hacerles reír, el 47% los consumidores desean también que los mensajes de las marcas les claven el aguijón de la motivación y la inspiración. Menos seductores resultan para el consumidor los mensajes de corte educacional (34,5%), los mensajes que mueven a la reflexión (34%) y los mensajes tranquilizadores y alentadores (34%).

El humor resulta particularmente atrayente para los consumidores de más edad. El 66% reclama a las marcas elevadas dosis de entretenimiento. Por su parte, los millennials están más prestos a posar sus ojos en mensajes de naturaleza motivacional y educacional.

En los mensajes de las marcas el propósito juega un rol cada vez más preponderante

Por otra parte, el 58% de los consumidores califican de atractivos los mensajes de las marcas con una fuerte pátina inclusiva (y en los que pueden, por ende, verse reflejados). El cliente desea además que las marcas hinquen el diente al propósito y se mojen en temas como la pobreza, la desigualdad, el racismo, el cambio climático y la conservación del medio ambiente.

Así y todo, el 24% de los consumidores rechazan de plano que las marcas se zambullan en las arenas potencialmente movedizas de la política.

En cuanto al volumen de mensajes con el que bombardean a sus clientes, las marcas deberían mostrarse cautas (en particular a lo relativo al email marketing). El 26% de los consumidores no tienen inconveniente alguno en recibir emails de marcas en las que están realmente interesados una vez al mes. En cambio, la este porcentaje se contrae sensiblemente cuando hablamos de emails enviados en lapsos de tiempo mucho más cortos.

 

Llega el eXperiential summit, la nueva conferencia de marketing experiencial y eventosAnteriorSigueinteHamburguesas y pizzas cobran vida en un divertido filtro de Instagram lanzado por Uber Eats

Contenido patrocinado