líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Consumidores y marcas: la "revolución" ya se ha producido

«Revolución» podría ser la mejor palabra para definir la relación que existe actualmente entre anunciantes y consumidores. Quizá lo que esté ocurriendo, y así lo aseguran muchas marcas, es que se está produciendo un cambio en la forma de hacer las cosas. Porque lo natural en las personas es tender hacia el cambio…

Javier Regueira ha escrito recientemente un post en su blog en el que indaga un poco más sobre estos cambios que están aconteciendo y alos que no sabemos muy bien si llamar revolución, mutación, metamorfosis o qué denominación darles. Él ha decidido meterse en la página de la Real Academia para consultar la definición de «revolución». Y esto es lo que ha encontrado:

Y, según él, es una definición que encaja a la perfección con lo que está pasando a nuestro alrededor: «sí hay una revuelta (la de los consumidores que huyen de la publicidad) y sí hay un cambio rápido y profundo. Internet apenas llega a un 60% de los hogares españoles y sin embargo ya pasamos más horas intercambiando activamente información en internet que viendo pasivamente la televisión», asegura Regueira.

Y para aportar más argumentos todavía, muestra en su post un gráfico que utiliza mucho en sus clases, y que le sirve para explicar a fondo la profundidad del cambio:

– Por primera vez desde que la publicidad aparece a principios del siglo XX, sus destinatarios podemos contestar, opinar y debatir
– Por primera vez un consumidor puede escoger qué mensajes quiere recibir (pull) en lugar de consumir pasivamente a lo que le envía un tercero (push).
– Por primera vez el receptor clásico de los mensajes publicitarios (el consumidor) puede emitir sus propios mensajes
– Por primera vez una marca va a invertir en los clientes (en fidelidad) y no en los anuncios (en captación indiscriminada)
– Por primera vez un anunciante se da cuenta de que interrumpiendo a su cliente no va a conseguir despertar su atención y desarrollar su empatía, así que tendrá que solicitar su permiso previamente
– Por primera vez la publicidad tomará la forma de un contenido útil al destinatario (consejos prácticos, entretenimiento…) en lugar de tomar la forma de una versión exagerada y edulcorada del produto anunciado
– Por primera vez el mercado deja de ser un término de los marketinianos, vacío e impersonal. El mercado es un conjunto de personas a las que queremos convertir poco a poco en fans de nuestra marca

En este sentido, Regueira asegura que, entonces, todo cambia: el qué, el cuándo, el cómo y el dónde y el por qué. Por ello, ¿acaso no es esto una absoluta revolución? «Si bien ese proceso tiene su epcientro en el poder que las nuevas tecnologías otorgan al consumidor, la nueva relación entre marcas y consumidores no se desarrolla sólo en internet. Esto no va a ir de desarrollar páginas de fans en Facebook. Va de escuchar a los nuevos consumidores y a sus comunidades y ser capaces de relacionarnos con los consumidores como nos relacionamos con otras personas: de forma natural», dice Regueira.

Además, todo el mundo sale beneficiado: «los consumidores, porque participamos, y las marcas, porque si se ponen las pilas pueden integrarse en un modelo más transparente y, por lo tanto, más sostenible», concluye.

 

¿Le están haciendo bullying los "chicos malos" de las redes sociales a Google+?AnteriorSigueinteIAB Inspirational 2011: "A la TDT le quedan dos telediarios", Eudald Domènech, InOut TV

Noticias recomendadas