Anunciantes

Johnson & Johnson califica el informe como “unilateral, falso y difamatorio”

La crisis de Johnson & Johnson: el golpe del amianto ocultado supuestamente desde 1971

Un informe elaborado y publicado por Reuters ha revelado que Johnson & Johnson conocía la presencia de amianto en su talco para bebés desde 1971.

Johnson-JohnsonEl pasado viernes 14 de diciembre Reuters publicaba un informe en el que revelaba que Johnson & Johnson había sido consciente durante décadas de que su talco para bebés estaba contaminado por amianto.

En poco tiempo el gigante de productos de cuidado personal perdía 40.000 millones de dólares en Bolsa.

La agencia ha informado de que han elaborado su informe en base a una gran cantidad de documentos en los que se recogen los resultados de los análisis del talco.

Según estos entre 1971 y el año 2000 el talco para bebés contenía pequeñas cantidades de amianto.

Pero el informe va un paso más allá. La agencia señala que Johnson & Johnson habría pagado por la elaboración de informes presentados posteriormente con el objetivo de demostrar a los organismos reguladores que su talco era totalmente seguro.

El amianto es un producto potencialmente cancerígeno en caso de que sus fibras sean respiradas.

Este ha sido uno de los componentes principales en la elaboración de los polvos de talco hasta que el 15 de junio de 2002 entró en vigor la prohibición de su uso.

Como era de esperar, la compañía no ha tardado en contestar. Lo ha hecho a través de un comunicado en el que califica el artículo de Reuters como “unilateral, falso y difamatorio”. Califica el informe como “una absurda teoría de conspiración”.

"El consenso científico es que el talco utilizado en los polvos corporales no causa cáncer, independientemente de lo que contenga ese talco. Esto es cierto incluso si, que en este caso no lo es, el talco cosmético de Johnson & Johnson alguna vez hubiese contenido cantidades diminutas e indetectables de asbesto", explica la compañía.

Las demandas contra Johnson & Johnson

A pesar de la respuesta de Johnson & Johnson, lo cierto es que la empresa lleva años teniendo que hacer frente a multitud de demandas en las que acusan a su polvo de provocar cáncer.

En agosto de 2017 un jurado de Estados Unidos condenó a Johnson & Johnson a pagar 417 millones de dólares por no advertir del peligro en el uso del producto.

A esta demanda se suma la indemnización por valor de 4.690 millones de dólares que otro jurado obligó a pagar a la compañía a 22 mujeres que aseguran que su talco fue el causante de su cáncer de ovarios.

En 1976 el regulador estadounidense, tal y como señalan desde El País, realizó una investigación sobre la posible presencia de amianto en determinados productos de la compañía.

Esta declaró no haber encontrado restos del peligroso mineral en los test de comprobación realizados entre los años 1972 y 1973.

Pero Johnson & Johnson ocultó los análisis realizados por tres laboratorios entre 1972 y 1975 que certificaron la presencia del mineral en su talco según se recoge en el informe publicado por Reuters.

Johnson & Johnson ha tenido que hacer frente a más de 6.000 casos en los que se afirma que sus productos Baby Powder y Shower to Shower están relacionados con el cáncer de ovarios padecido por las demandantes.

Unos productos que han sido relacionados además con el mesotelioma, un cáncer mortal que afecta al tejido que recubre nuestras cavidades corporales.

Con esta fotografía de fondo Johnson & Johnson se enfrenta a la que podía ser su peor caída en Bolsa en los últimos 10 años.

Motivo por el que algunos analistas han calificado la reacción de los mercados como “exagerada”.

Tal es el caso de la entidad estadounidense Wells Fargo que ha tachado el castigo bursátil a la compañía como “excesivo” y “exagerado”.

Te recomendamos

A3

ADN

FOA

Recopilatorio

Compartir