Anunciantes

CRUELLA DE VIL DEBE DEJAR DE FUMAR

Si quiere volver a asomarse a las salas de cine, Cruella de Vil va a tener que dejar de dar caladas. Y es que los estudios Walt Disney han anunciado que van a suprimir el tabaco en sus producciones, siendo los primeros estudios en llegar a esta medida, tal y como reseña el periódico Expansión. De hecho, el ejecutivo jefe de Disney, Robert A. Iger, ha comentado que “un villano puede ser malo sin necesidad de fumar y también los héroes pueden ser chulos sin hacerlo”.

La razón de esta fulgurante medida es la decisión tomada en mayo por la Motion Picture Association of America (MPAA), patronal del sector cinematográfico en EEUU, de clasificar las películas por edades según el consumo de cigarrillos, al igual que ha venido haciendo con las escenas de seño o violencia. El problema es saber cómo van a regular la creatividad de los directores a la hora de recrear determinados ambientes históricos “llenos de humo”.

La prohibición de Disney no se ha centrado exclusivamente en sus películas dedicadas a los más pequeños sino que llega también a sus productoras, Touchstone y Miramax, que se han visto obligadas a revisar las escenas con tabaco de sus películas para adultos y adolescentes.

Disney ha decidido vetar las secuencias de tabaco en un medio que parece haber sentido desde siempre una atracción fatal por los cigarrillos. De hecho, según informa El periódico de Cataluña, según un estudio de la Universidad de California, alguien aparece fumando en un 75% de las películas actuales, porcentaje que se eleva al 90% si las películas son para mayores de 18 años o para menores acompañados. Este informe también indica que los niños expuestos a imágenes en las que aparece una persona fumando tienen tres veces más posibilidades de acabar siendo fumadores que los que no las ven.

La medida de la compañía del ratón ha sido fuertemente ovacionada en el Congreso y entre los grupos antitabaco. El demócrata Edweard J. Markey, presidente del subcomité de telecomunicaciones e internet de la Cámara de Representantes ha declarado que “es un avance histórico”. Sin embargo, la organización antitabaco American Legacy no se ha mostrado tan optimista puesto que piensa que la decisión de Disney se queda muy corta y no ha explicado cuáles son las medidas concretas en las películas adquiridas para su distribución.

De todos modos, con esta pauta se ha dado el pistoletazo de salida de la carrera en contra del tabaco en Hollywood y nadie parece dispuesto a frenarla.

Por otra parte, según aparece en el artículo de Pedro Rodríguez para ABC, Disney también ha decidido cortar por lo sano todas las grasas nocivas que se sirvan en la comida de sus múltiples parques temáticos en 2008, así como prohibirá que se promocione la alimentación basura con cualquiera de sus personajes.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir