Anunciantes

Cuando el amor se resquebraja, el corazón de las marcas también "sangra"

marcasLas relaciones personales no son fáciles precisamente. Cuando dos personas se aman (y se odian), encuentran maneras sumamente interesantes de expresar el enojo que sienten por su media naranja.

Y una de esas maneras parece pasar por comprar marcas que su otra mitad odia. Así lo concluye al menos un reciente estudio de la Universidad de Duke. Según este informe, comprar Pepsi para alguien que sólo bebe Coca-Cola es el summum, al parecer, del amor herido.

“Cuando las personas se sienten frustradas, hacen al comprar elecciones que van deliberadamente en contra de los gustos de su medio naranja”, explica Gavan Fitzsimons, profesor de marketing y psicología de la Universidad de Duke, en declaraciones a NPR.

“De hecho, en ocasiones, las personas que se sienten frustradas llegan al extremo de comprar marcas que jamás comprarían simplemente para fastidiar a su pareja”, dice Fitzsimons.

Las personas más propensas a comportarse de esta forma (a todas luces pueril) son habitualmente personas que se sienten impotentes en su relación con su otra mitad, a la que castigan, a la chita callando, con marcas que no son de su agrado.

De acuerdo con otro informe, que está en línea con la investigación llevada a cabo por la Universidad de Duke, hay emociones específicas que pueden afectar de manera determinante a las acciones emprendidas por el consumidor.

“La mayor parte de la gente cree que sus elecciones son fruto de un análisis racional de las alternativas disponibles”, indica el doctor Peter Noel en declaraciones a Psychology Today. Sin embargo, “son las emociones las que de verdad influyen y en muchos casos determinan nuestras elecciones”, agrega Noel.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir