Anunciantes

Cuando las marcas caen a manos del "darwinismo digital"

Las nuevas tecnologías han operado profundas transformaciones en el comportamiento del consumidor. En la nueva era digital, las marcas que hacen caso omiso a estos cambios y que no se adaptan a las nuevas necesidades del cliente están abocadas a la desaparición.

La identidad, la persona, la esencia y la promesa son las nuevas reinas en el "reino" del branding, asegura Brian Solis en The Washington Post. Estos cuatro elementos se sientan hoy en día en el "trono" del branding gracias a la tecnología y las profundas conexiones que ésta crea entre marcas y consumidores.

Sin embargo, hay innumerables marcas que han insistido en cerrar el paso a las nuevas “reinas” del branding. Son víctimas del “darwinismo digital”, marcas que se han negado a evolucionar.

Una de las muchas víctimas del “darwinismo digital” ha sido, por ejemplo, Blockbuster, que no se subió al tren tecnológico lo suficientemente rápido y terminó arrollada.

Otra víctima del “darwinismo digital” es Polaroid, antaño increíblemente popular como marca de cámaras instantáneas, pero que subió tarde y mal al tren digital y se declaró en bancarrota en el año 2001.

Además de Blockbuster y Polaroid, también han caído a manos del nuevo “darwinismo digital” Circuit City, Borders Books, Tower Records, Saturn y Palm, según Solis.

Por otra parte, el ranking de las marcas que han logrado superar con “nota” los desafíos del darwinismo digital está liderado por Apple, con una valoración de 153.000 millones de dólares. Inmediatamente después de la empresa de la manzana se sitúan Google, IBM y McDonald’s.

Te recomendamos

Carat

FOA

A3media

Outbrain

Podcast

Compartir