Anunciantes

Cuando las mujeres dejaron de ser el público objetivo

Cada vez son más los padres que se encargan de hacer la compra, mientras que las madres pierden terreno en las tiendas de alimentación. Por ello, los anunciantes tienen que empezar a tratar con este nuevo público.

Durante décadas, las marcas de bienes de consumo se dirigieron a las mujeres, y sobretodo las madres, como consumidoras principales de sus productos a través de la televisión, los medios impresos y los medios digitales. Pero un reciente estudio realizado por Yahoo ha revelado que más de la mitad de los hombres en Estados Unidos entre 18 y 64 años son los principales compradores de productos de alimentación de sus hogares. Sobretodo son los padres, entre los cuales 6 de cada 10 se identifica como el que toma las decisiones sobre productos de alimentación, salud, mascotas y ropa.

Pero, dado que los anuncios sobre estos productos han sido creados para las mujeres, sólo entre el 22% y el 24% de los hombres siente que los anuncios sobre alimentación, mascotas o ropa están dirigidos a ellos.

Este cambio de roles tiene mucho que ver con la crisis económica, que ha llevado a muchos hombres a perder sus trabajos en la construcción, fábricas y demás empleos tradicionalmente masculinos y, por tanto, han pasado a ocupar un papel más importante en casa. Además, los roles familiares llevan tiempo cambiando y, principalmente los hombres de la generación X y los millennials son más activos en los hogares, informa Ad Age.

Según Mariana Sanchez, directora de estrategia de Saatchi & Saatchi X, cerca del 35% de los compradores de productos de alimentación y de productos de gran consumo son hombres. Una cifra que, aunque no es una gran mayoría, desde luego es algo que no se puede ignorar y, por tanto, hay que realizar estrategias cada vez más neutrales en lugar de dirigirlas únicamente a las mujeres.

Este cambio es, en realidad, el resultado de un largo proceso que se lleva produciendo desde hace años y que llevó a muchos directores a afirmar que una programación más amplia en el prime-time es más útil para sus marcas que los programas de cable exclusivamente dirigidos a las mujeres. Además, los hombres son más fieles a las marcas y menos atentos a las promociones que las mujeres, y también realizan más investigación sobre los productos que las mujeres y, por tanto, prefieren anuncios con más información.

Te recomendamos

A3

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir