Anunciantes

CUATRO MARCAS ESPAÑOLAS ENTRE LAS 25 MEJORES DISTRIBUIDORAS EUROPEAS

Enmarcado en el congreso mundial sobre comercio al por menor, Jez Frampton ha presentado la primera edición del estudio Euroretail, elaborado por la consultora de marcas Interbrand donde se analizan las tendencias del sector y se lanza el ranking de las 25 mejores marcas distribuidoras europeas.

Este ranking está encabezado por la sueca H&M, valorada en 10.366 millones de euros, por Carrefour, con un valor de marca de 6.620 millones de euros y, en tercer lugar, por Ikea, con 6.516 millones de euros.

Las marcas españolas no se quedan atrás y en quinto lugar se sitúa la enseña española Zara, valorada 4.112 millones de euros, en novena posición El Corte Inglés (1.930 millones de euros), en el puesto 19 la catalana Mango (702 millones de euros) y en el 22 Mercadona (398 millones de euros).

En palabras de Gonzalo Brujó, consejero delegado de Interbrand Iberia, “considero positivo este diagnóstico para las enseñas españolas y espero que les transmita confianza para atreverse a salir y conquistar nuevos mercados. Las españolas están al nivel de las grandes europeas”.

Pero si hay un país ganador en este ranking, es Reino Unido, con ocho marcas en el ranking, entre las que destacan Tesco, M&M, Boots o The Body Shop.

Este estudio muestra la importancia que tiene para las empresas ser realmente conscientes de lo que puede llegar a suponer la marca. De hecho, el 60% de las compañías que figuran en este estudio, invierten entre un 30% y un 100% de los beneficios en sus propias marcas y, de cada cinco marcas aparecidas en el ranking, tres comercializan en sus establecimientos únicamente sus propias marcas.

Otro aspecto importante a la hora de generar valor para la marca es saber cuándo y cómo diversificar, localizar el momento oportuno para extender la marca a nuevas categorías.

Los grandes distribuidores coinciden en la dificultad de que un mismo diseño del punto de venta satisfaga a todas las audiencias. Interbrand recomienda crear formatos comerciales que maximicen la experiencia de marca y la rentabilidad financiera, diferenciándola de los competidores y fomentando la preferencia de los consumidores.

Por último, este estudio destaca la importancia de la responsabilidad social, afirmando que el civismo puede convertirse en un activo emocional diferencial difícil de ser replicado por los competidores. Los consumidores buscan sentirse bien respecto a las marcas que escogen y, en ese sentido, un distribuidor que se preocupa activamente por ellos ofrece un valor añadido.

Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir