Anunciantes

La CUP y JxSí ponen el ojo en los refrescos a golpe de impuesto

azucarEn los últimos tiempos existe una tendencia, casi una obsesión en algunos casos, con todo lo que tiene que ver con los hábitos de vida saludable.

El sedentarismo que se erige como fotografía de la sociedad en la que nos hemos convertido, así como el aumento de enfermedades como la diabetes o la obesidad (especialmente entre los más pequeños), han hecho que cada vez sean más los movimientos que llaman a cambiar la situación.

Un escenario que ha puesto en la diana a las bebidas azucaradas entre otros productos. Muchas han sido las polémicas que han salpicado a diversas marcas de este sector que ahora tienen abierto un nuevo frente. Concretamente en Cataluña.

De acuerdo a las últimas informaciones publicadas por El Economista, Junts pel Sí (JxSí) y la CUP han llegado a un acuerdo para adoptar una serie de medidas que quedarían recogidas en los Presupuestos para 2017.

Dentro de este paquete acordado por las formaciones políticas aparece un impuesto con el que gravar a los refrescos. Una idea que encuentra su origen en la moción presentada por SíQueEsPot, con el que se pretende establecer una minuciosa regulación de todos aquellos alimentos y bebidas que contengan exceso de azúcar y sodio.

Una carga tributaria que recaería en gran parte en las marcas distribuidoras de alimentación y bebidas. Desde el grupo ponen de relieve la importancia de estas decisiones por motivos de salud pública.

Lo cierto es que únicamente ha prosperado el impuesto relativo a las bebidas azucaradas quedando fuera los productos de alimentación. De esta forma hablamos de un gravamen con el que se pretende recaudar ocho céntimos de euro por cada 100 mililitros en aquellas bebidas que presenten entre cinco y ocho gramos por la citada cantidad.

En el caso de las bebidas que superen la cantidad de ocho gramos la cantidad establecida sería de 12 céntimos de euro por cada 100 mililitros.

Una tasa con la que se busca recaudar alrededor de 41 millones de euros. Cabe señalar que la decisión y propuesta no están exentas de algunas dudas sobre su legalidad.

¿Qué opina la industria de los refrescos?

Desde MarketingDirecto.com nos hemos puesto en contacto con varias compañías de refrescos que podrían verse afectadas por la noticia. Desde Coca-Cola nos han remitido a la a Asociación de Bebidas Refrescantes para conocer la opinión y perspectiva de la industria ante la negociación de los presupuestos en Cataluña.

“Desde la Asociación de Bebidas Refrescantes, en representación del sector, estamos abiertos a colaborar con el Govern y tendemos la mano al Ejecutivo para debatir cualquier detalle de este asunto y mostrarles nuestros argumentos a este respecto”.

El impuesto repercutiría en el consumidor final. En este caso, el consumidor catalán de bebidas refrescantes con azúcar se vería discriminado frente a otros consumidores en España y en la Unión Europea”, señalan poniendo de relieve que “los impuestos sobre alimentos y bebidas son agresivos y afectan especialmente a las clases con menos recursos”.

No dudan en expresar que estas medidas “tampoco son eficaces para resolver problemas de salud y rompen con el principio de que no existen alimentos buenos o malos, ya que la clave pasa por dietas equilibradas”.

“Somos un sector que voluntariamente hemos asumido compromisos para atender a los cambios en los estilos de vida y dar respuesta a las demandas de los consumidores. En los últimos cinco años se han reducido en un 23% las calorías por litro de refresco puesto en el mercado. Además la cuarta parte de las bebidas refrescantes son sin calorías y sin azúcar”, concluye la asociación.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir