Anunciantes

Danone podría enfrentarse a una sanción económica por su publicidad "infundada" de Activia

activia maluEl pasado mes de diciembre de 2013, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ponía el punto de mira en uno de los productos más reconocidos de la marca Danone: Activia.

Concretamente desde la OCU señalaban que Activia de Danone era un claro ejemplo de cómo crear en los consumidores una necesidad innecesaria para consumir un determinado producto así como el hecho de poner relieve que la publicidad de este producto aporta información que no ha sido demostrada en relación a sus supuestos beneficios para nuestra salud.

Ahora, la OCU ya no se encuentra sola en sus alegaciones contra este producto ya que la Agencia Catalana de Consum coincide con la organización comunicando la “incoación del expediente sancionador a Danone por este hecho, lo cual podría traducirse en una sanción económica a Danone por incluir publicidad no justificada en sus productos” tal y cómo informan desde su página web.

De acuerdo a las informaciones que se muestran en los anuncios de Activia, este contribuye a la regulación del tránsito intestinal por lo que aporta grandes beneficios a nuestra salud. Pero señalan que no existe ningún argumento que demuestre estas afirmaciones.

EFSA, Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria no ha emitido ningún tipo de autorización que avale los supuestos beneficios de este producto por lo que la “promesa” de Activia carece de valor alguno. Lo único que puede utilizar Danone en la publicidad de este producto que recordemos que ya fue prohibida en Francia hace tres años, son etiquetas genéricas en las que se informe al consumidor de las vitaminas y minerales que este contiene.

Pero Activia no es el único producto de Danone que se publicita bajo unas características similares con promesas de beneficios para nuestra salud. Hablamos del caso de Actimel que afirma que su consumo refuerza nuestras defensas gracias a que contiene un ingrediente exclusivo denominado como “Lactobacillus casei inmunitas”

Lo cierto es que detrás de ese nombre casi impronunciable que nos “asegura” un salud de hierro nos encontramos con un probiótico que puede ser equiparado a cualquier yogur de los que puede adquirir en el mercado sólo que a un precio muy superior que el resto de la oferta.

Actimel solamente ayuda a reforzar nuestras defensas porque contiene vitamina B6 pero no como consecuencia de ese ingrediente “mágico” del que parece que Danone sólo tiene la receta.

En esencia, Actimel es leche fermentada (necesitaría tomar tres Actimel para igualar las propiedades de un vaso leche) que gracias a un genial estrategia de marketing y publicidad ha conseguido que los consumidores tengan una fe ciega en sus beneficios.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir