Anunciantes

¿Cómo dar un tirón de orejas a un político bocazas y racista? Sixt tiene la respuesta

sixtLa marca alemana de alquiler de vehículos Sixt se mueve como pez en el agua en el océano (a veces proceloso) del marketing en tiempo real. La compañía teutona tiene permanentemente la antena puesta y aprovecha cualquier hecho de actualidad para hacer publicidad (también cuando la actualidad tiene como protagonistas a los políticos).

Hace unos días Alexander Gauland, vicepresidente del partido xenófobo y ultraderechista alemán Alternativa por Alemania (AfD), concedía una controvertida entrevista al dominical Frankfurter Allgemeinen Sonntagszeitung, en la que el político hablaba (sin disimular en ningún momento su racismo) de Jérôme Boateng, un jugador de raza negra de la Selección Nacional de Fútbol de Alemania.

“Como futbolista la gente cree que es bueno. Pero lo cierto es que nadie quiere tener a ningún Boateng como vecino”, aseguraba Gualand en la entrevista de la discordia.

Ante tan descabellas (y xenófobas) declaraciones, Sixt ha decidido poner los puntos sobre los íes al deslenguado Gauland y lo ha convertido en protagonista de un anuncio que no le deja en buen lugar precisamente y que lo ridiculiza abiertamente.

En el anuncio, que se está difundiendo como la pólvora en Twitter y en Facebook (donde acumula ya casi 27.000 “likes”) y que aparece también a toda página en el diario Die Welt, puede verse una foto de Gauland y de un camión de mudanzas de Sixt acompañada de la siguiente e ingeniosa leyenda: “Para todos aquellos que tienen a un Gauland en su vecindario”.

El anuncio, desarrollado por Sixt en estrecha colaboración con la agencia 19:13, está recibiendo centenares de elogios en las redes sociales, cuyos usuarios aplauden la valentía de la marca germana a la hora de dar un (merecido) tirón de orejas a Gauland.

En España, a diferencia de en Alemania, donde Sixt lanza dardos (y ridiculiza) a políticos de todos los colores en su publicidad, las marcas no suelen ser tan osadas como para reprender a los políticos y delatar su orientación política. Y cuando lo hacen, lo hacen siempre “por error”.

Es lo que le sucedió, por ejemplo, el pasado domingo a FNAC, cuyo “community manager” en mitad de un debate entre Pablo Iglesias y Albert Rivera en Salvados (La Sexta) se descolgó con un tuit cuanto menos sorprendente: “Lamentable el argumentario de tuiteros podemitas. Irracional y mediocre”.

Como era de esperar, el tuit generó centenares de comentarios nada positivos que forzaron a FNAC a eliminar el mensaje y a publicar dos nuevos tuits de disculpa. “Pedimos disculpas por el último tweet emitido por error en nuestra cuenta oficial”, comenzó señalando en Twitter la empresa francesa. “Lo publicado no es una opinión de Fnac, sino un mensaje personal publicado por error. Respetamos todas las opiniones políticas”, agregaba poco después la compañía especializada en distribución de productos tecnológicos y culturales.

Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir