líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Gillette: “The Best Men Can Be”

El data refleja que la campaña de Gillette ha tenido un mayor impacto entre las mujeres

Pilar Ruiz de Gauna

Escrito por Pilar Ruiz de Gauna

La polémica generada por el anuncio de Gillette ha tenido un efecto positivo: ha conseguido despertar el interés por la marca entre el público femenino.

gilletteLa última campaña de Gillette, «The Best Men Can Be», no ha dejado indiferente a nadie en las redes sociales. Se trata de una acción que ofrece una visión moderna y alternativa a la masculinidad tradicional y que muchos consumidores y consumidoras no han conseguido entender.

Han sido muchos los hombres que se han sentido ofendidos por la campaña, pero esta nunca fue la intención de la marca.

La campaña busca mostrar que existen otras formas de masculinidad más allá de la tradicionalmente entendida por la sociedad.

Además, anima a definir qué es realmente un hombre fuera de los clichés convencionales.

Diversos estudios demuestran que la gran mayoría de los consumidores están de acuerdo en que las marcas deben implicarse y tomar postura en temas sociales.

A pesar del malestar generado en muchos consumidores, lo cierto es que los datos muestran que la campaña de Gillette ha funcionado desde el punto de vista de la ampliación de la audiencia.

La firma de investigación sobre el comportamiento de los consumidores en base a la inteligencia artificial Crimson Hexagon, ha revelado que la campaña ha conseguido atraer a un público mayoritariamente femenino.

grafico

En el último año el 56% de la conversación en redes sociales que ha generado Gillette ha sido creada por hombres en su mayoría por encima de los 35 años.

grafico1

El 66% de las conversaciones sobre la marca en redes sociales son positivas. Pero cabe señalar que la conversación online sobre temas de depilación está dominados por mujeres jóvenes. Y aquí Gillette está perdiendo una oportunidad.

Si ponemos el foco en la conversación online sobre temas de depilación, está se encuentra liderada por mujeres (62%). Un 75% son menores de 35 años.

Las mujeres son el público objetivo de la depilación de forma tradicional. Pero el tono con el que las marcas se dirigen a las mujeres no es el adecuado.

Según la citada firma de investigación, sólo el 21% de las conversaciones que se generan son positivas.

Es por esto que el anuncio de Gillette nos ofrece una forma muy inteligente de generar debate sobre este tema para hacer que la audiencia participe de una forma mucho más amplia.

Todo mediante una marca original con un mensaje clave dirigido para su audiencia tradicional.

De las mujeres que participaron en las conversaciones generadas por el anuncio, el 51% de estas muestra alegría ante la forma en la que se ha presentado la campaña. Sólo el 28% de las mujeres ha desaprobado el anuncio.

Gillette ha conseguido comprometerse con una nueva audiencia en los nuevos tiempos que corren. Por lo tanto, el anuncio puede presumir de haber sumado una victoria.

 

La campaña navideña de Open Arms consigue multiplicar por 7 las donacionesAnteriorSigueinteTaxistas y VTC: la doble visión de una guerra que tiene al consumidor en el centro

Contenido patrocinado