Anunciantes

Las empleadas de Bershka en Pontevedra ganan el pulso a Inditex

David contra Goliat o cómo las trabajadoras de Bershka se impusieron a Inditex

David contra Goliat o cómo las trabajadoras de Bershka se impusieron a InditexA veces David logra vencer en el campo de batalla al todopoderoso Goliat. Que se lo digan, si no, a un grupo de empleadas de Bershka. La asamblea de trabajadoras de Bershka en Pontevedra decidió ayer por unanimidad desconvocar la huelga que mantenía desde el pasado 26 de octubre después de obtener por parte de Inditex un compromiso para aproximar sus salarios a los de sus compañeras de otras provincias gallegas.

Forman parte del acuerdo varias mejoras laborales pactadas en negociaciones anteriores y también un plus de 40 euros mensuales por cada empleada contratada a tiempo completo y de la parte proporcional a esa cantidad en los contratos a tiempo parcial, según recoge el diario Público.

Inditex, la matriz de Bershka, ha accedido asimismo a abonar a las trabajadoras los salarios correspondientes a tres de los nueve días que permanecieron en huelga, un paro que obligó a mantener cerradas las cinco tiendas que tiene la cadena de ropa en Vigo, Pontevedra y Vilagarcía de Arousa.

El acuerdo se selló pocas horas después de que la plantilla convocara una manifestación frente a la sede de Inditex en Arteixo (A Coruña) que concentró a aproximadamente 300 personas.

Las trabajadoras de Bershka en Pontevedra han obtenido también un incremento proporcional de salarios de 80 euros mensuales, que ya había recibido el visto bueno de la dirección y sitúa el aumento en un total de 120 euros (algo por debajo de los 130 euros que ya consiguieron las empleadas de la compañía en el resto de Galicia).

De acuerdo con la Confederación Intersindical Galega (CIG), sindicato al que están adscritas las cinco delegadas del comité de empresa, las empleadas de Bershka en Pontevedra han logrado equiparar por fin sus condiciones laborales en materia de vacaciones, permisos, excedencias, tiempos de descanso, lactancia y conciliación familiar, entre otras cuestiones.

“Fue una lucha dura contra una gran empresa en la que nos encontramos con muchas dificultades, como tener en contra a buena parte de los medios de comunicación, pero con la fuerza de los trabajadores y las trabajadores conseguimos alcanzar un buen acuerdo. Estamos orgullosas y satisfechas”, señala Transi Fernández, secretaria nacional de Servizios de CIG.

Más allá de ver incrementado su salario, las empleadas de Bershka gozarán a partir de ahora de más estabilidad en sus jornadas y horarios, podrán librar un sábado cada mes y tendrán la posibilidad de coger parte de sus vacaciones en julio y agosto, y aquellas empleadas con contrato a tiempo parcial (que constituyen el 90% de la plantilla) podrán consolidar como jornada parte de las horas extraordinarias trabajadas a lo largo del año.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir