Anunciantes

¿Deberían los patrocinadores del Mundial posicionarse ante las acusaciones de corrupción contra la FIFA?

Aidad FIFALos patrocinadores de los Mundiales de fútbol ya llevan años conviviendo con las denuncias sociales contra la FIFA y están acostumbrados a que los medios retraten el funcionamiento de la entidad de una forma bastante turbia. Pero esta vez la situación es diferente, ya que el gobierno de Estados Unidos ha acusado formalmente a la entidad de aceptar sobornos y comisiones ilegales, entre otras prácticas de corrupción, por lo que los "sponsors" afiliados a la FIFA podrían estar enfrentándose a una presión mayor por posicionarse.

Darren Marshall, vicepresidente ejecutivo de consultoría e investigación en la agencia de marketing deportivo rEevolution, cree que ha llegado el momento en el que los patrocinadores deben tomar partido, o de la contrario su imagen puede quedar "empañada". "Lo que tienen que hacer es decir: 'A menos que haya un cambio de régimen en la FIFA, vamos a irnos'".

Aunque el presidente de la FIFA Joseph Blatter no aparece en el dictamen de la acusación federal emitida por Estados Unidos, estos cargos ponen una gran sombra sobre la organización que preside desde 1998. Sin embargo, los patrocinadores ni siquiera han pedido públicamente su destitución y tan solo se han limitado a emitir declaraciones bastante cautelosas que sugieren que están a la espera de lo que ocurre.

"Esperamos que todos nuestros socios mantengan unos estándares éticos fuertes y operen con transparencia", dijo Anheuser-Busch InBev, propietario de Budweiser, en un comunicado. "Seguimos de cerca la situación a través de nuestras comunicaciones en curso con la FIFA".

Adidas, otro gran patrocinador de la FIFA, dijo que está "plenamente comprometido con la creación de una cultura que promueva los estándares más altos de la ética y conformidad, y esperamos lo mismo de nuestros socios. A raíz de la noticia de hoy, tan solo podemos animar a la FIFA a seguir estableciendo y siguiendo normas de conformidad transparentes con todo lo que hacen".

Por su parte, McDonald's dijo que se toma las "cuestiones de ética y corrupción muy en serio y las noticias del Departamento de Justicia de Estados Unidos son extremadamente preocupantes. Estamos en contacto con la FIFA sobre este asunto. Vamos a seguir vigilando la situación muy de cerca", mientras que Coca-Cola declaró que "esta larga controversia ha empañado la misión y los ideales de la Copa Mundial de la FIFA y hemos expresado repetidamente nuestra preocupación por estas graves acusaciones. Esperamos que la FIFA continúe abrodando estas cuestiones a fondo”.

Una de las acusaciones señala que las empresas de marketing deportivo sobornaron a empleados de la FIFA a cambio de los derechos para vender los derechos de emisión y patrocinio de varios torneos de la FIFA, como el de la Copa de Oro que organiza la Confederación de Fútbol de Norte, Centroamérica y el Caribe (CONCACAF) en Estados Unidos. Según el Departamento de Justicia de Estados Unidos, los sobornos y las comisiones ilegales ascendería a más de 150 millones de dólares.

Otras acusaciones están relacionadas con el "pago y la recepción de sobornos y comisiones ilegales en relación con el patrocinio de la CBF (Federación Nacional de Fútbol de Brasil) por una importante empresa de ropa deportiva de Estados Unidos, la selección del país anfitrión de la Copa del Mundo 2010 y la elección presidencial de la FIFA de 2011", según el Departamento de Justicia.

Aunque los funcionarios no nombran a la empresa de ropa deportiva, Bloomberg sugiere que podría ser Nike. "La acusación se refiere a una empresa estadounidense que firmó un acuerdo con la federación brasileña en 1996", y según el medio, Nike anunció su acuerdo con Brasil ese mismo año. Ante esto, Nike ha emitido la siguiente declaración: "Al igual que a los fans de todo el mundo, nos importa apasionadamente el juego y estamos preocupados por las graves acusaciones. Nike cree en el juego ético y justo, tanto en los negocios y el deporte, y se opone fuertementea cualquier forma de manipulación o soborno. Hemos estado cooperando, y continuaremos cooperando con las autoridades".

La empresa de marketing deportivo nombrada en la acusación es Traffic Group de Brasil, entidad que se declaró culpable de conspiración de crimen organizado, conspiración de fraude electrónico, conspiración de lavado de dinero y obstrucción de la justicia, de acuerdo con la información publicada por el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El brazo estadounidense de la compañía, Traffic Sports USA, también se declaró culpable de conspiración de fraude electrónico. La organización ha firmado acuerdos con grandes marcas estadounidenses para patrocinar eventos de fútbol en los últimos años, como la Copa de Oro, que se espera que se celebre este verano con el patrocinio de marcas como Allstate, Nike y Sprint, según la web de la Copa Oro.

Lisa Cochrane, vicepresidente senior de marketing en Allstate, dijo en un correo electrónico que "somos conscientes de la situación actual con la FIFA y la vigilaremos de cerca. En este momento, no hay cambios en nuestro patrocinio. Tomamos un enfoque deliberado y reflexivo en todas nuestras relaciones de marketing y esperamos que nuestros socios se adhieran a los más altos estándares de ética e integridad". Sprint, por su parte, no ha querido hacer comentarios.

Según Rita Battocchio, vicepresidenta de patrocinio y eventos de marketing de Intersport, las marcas están siendo prudentes y prefieren esperar y ver qué enfoque tomar. Debido a que las marcas tienen importantes sumas de dinero invertidas en fútbol, la toma de cualquier decisión rápida sería "un camino equivocado", sugirió. Para los patrocinadores de la Copa Mundial, "el tiempo está de su lado", dijo, ya que la próxima Copa del Mundo se espera que se celebre en Rusia en 2018 y la siguiente en Qatar en 2022, un evento que también está en el punto de mira por las condicionales laborales de los trabajadores en el país.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir