líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Decathlon se va de Rusia tras la llamada al boicot, pero Auchan y Leroy Merlin permanecen

AnunciantesTienda de Decathlon

Decathlon paraliza sus actividades en Rusia

Decathlon se va de Rusia tras la llamada al boicot, pero Auchan y Leroy Merlin permanecen

Ana Mora

Escrito por Ana Mora

Antes las presiones y un llamamiento al boicot (incluso de Zelenski), Decathlon paraliza su actividad en Rusia, al contrario de Auchan y Leroy Merlin, del mismo grupo francés.

La marca francesa de artículos deportivos Decathlon ha dado marcha atrás y ha suspendido sus actividades en Rusia. Lo ha hecho tras las críticas recibidas por su decisión de permanecer en el país.

La firma ha asegurado que la interrupción de la cadena de suministro significa que ya no puede operar en territorio ruso, pero que seguiría apoyando a sus 2.500 empleados allí. Asimismo, llega después del llamamiento al boicot que se pidió en las redes sociales a la empresa, que tiene 60 tiendas en Rusia.

«Seguimos la evolución de los acontecimientos en el dramática contexto de Ucrania y, en particular, la situación de los afectados», señala Decathlon en un comunicado. «En estricto cumplimiento de las sanciones internacionales, Decathlon constata que ya no se cumplen las condiciones de suministro para continuar su actividad en Rusia. Decathlon tiene que suspender el funcionamiento de sus tiendas», continúa explicando.

Algunas personas habían expresado su indignación en las plataformas por seguir operando, junto al hashtag #BoycottDecathlon. Incluso se llegaron a compartir imágenes de manifestantes sosteniendo fotos de víctimas de la guerra en Ucrania frente a las tiendas de Decathlon, Auchan y Leroy Merlin en Polonia.

Auchan y Leroy Merlin mantienen su actividad en Rusia

Decathlon es propiedad del gigante minorista francés Mulliez, dueño también de Auchan y Leroy Merlin. Este ha sido duramente criticado por no haber paralizado su actividad en el país. De hecho, el propio presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, apuntó directamente a esas dos últimas compañías para decir que debían dejar de ser «patrocinadores de la maquinaria de guerra rusa».

Por su parte, el grupo respondió que esto era «injusto» y que lo que consideraban más importante en estos momentos era mantener a sus trabajadores y garantizar el alimento a la gente.

Auchan, que en España trabaja como Alcampo, apeló al punto de vista humano para justificar su decisión. En Rusia, dispone de 41.000 empleados y 311 tiendas, según especifica su página web.

«Nuestro trabajo es hacer todo lo posible para que los habitantes de los países en los que trabajamos tengan acceso a alimentos de buena calidad a un precio asequible y así satisfacer las necesidades alimentarias esenciales de la población civil», especificaron en un comunicado. En el mismo subrayó que había interrumpido sus inversiones en Auchan Rusia y que actualmente no obtiene ningún beneficio del país.

Leroy Merlin también ha optado por quedarse. «No tenemos motivos para condenar a nuestros equipos rusos por una guerra que no han elegido«, dijo la compañía hace unos días.

 

Unos hackers con las manos muy largas roban más de 600 millones de dólares en criptomonedasAnteriorSigueinte‘Los más buscados’, la campaña The Core Entertainment Science School que apuesta por las nuevas generaciones

Contenido patrocinado