Anunciantes

DIME EN DÓNDE COMPRAS Y TE DIRÉ QUIÉN ERES

Synovate ha llevado a cabo un estudio global en 10 mercados sobre las actitudes frente al acto de hacer la compra. Una vez más encontramos diferencias entre mercados y culturas pero a rasgos generales se podría afirmar que un 36 % de los compradores no buscan nada más que “comprar e irse”, tres cuartos piensan que los artículos tienen precios excesivos y seis de cada diez compradores abandonarían sus hábitos de compra para comprar “productos ecológicos” de alimentación.

Es una realidad que la compra de productos de alimentación es algo que la mayoría de las personas tienen que hacer, algunos lo afronta de forma reacia y otros con ciertas expectativas y disfrute. De aquí que los puntos de distribución deban conseguir que los clientes disfruten con el acto de compra a la vez que dicha acción sea rentable para la propia empresa.

¿Con qué frecuencia y dónde hacemos la compra?
La “norma” general es hacer la compra una vez a la semana, concretamente un 39% de los encuestados así lo afirma, aunque si analizamos cada mercado individualmente la norma cambia. Los franceses y holandeses encabezan esta opción.

Un 17% realiza una compra grande mensual más extras y en menor proporción están aquellos que compran todos los días y cuando tienen tiempo. En este grupo está Brasil y Malasia. En Serbia y Rusia se hallaron encuestados que afirmaban realizar las compras diariamente, y quienes tienden más a comprar “cuando tienen tiempo” son los habitantes de Hong Kong y la población de los Emiratos Árabes Unidos (EAU).

Respecto al lugar donde hacer la compra, la mayoría de los participantes eligieron el supermercado con un 64%, por delante de los grandes hipermercados que incluyen grandes cadenas de productos de alimentación, con un 37%, y tiendas de alimentación locales, no cadenas, con un 29%. Las tiendas de barrio obtienen una alta importancia cuando se trata de tiendas de alimentación en Rusia (el 25% compra ahí productos de alimentación) y Hong Kong (21%).

Ahora más que nunca lo que importa es “la pela”
En total, un 40% de los encuestados dijeron que ahora gastan menos que hace doce meses, cifra que encabeza los EAU (56%) y Malasia (50%). Un 46% de las personas afirmaron que compran artículos en grandes cantidades para ahorrar dinero, de nuevo liderados por los EAU (77%) y Malasia (61%). El 54% dijo que los programas de fidelidad son un incentivo importante a la hora de decidir dónde comprar… puede que tampoco resulte sorprendente que estuvieran encabezados por un 80% de los participantes de los EAU y un 77% en Malasia.

El 58% de la población de los 10 mercados siempre va a los supermercados, hipermercados o tiendas de alimentación que ofrecen los mayores descuentos, cifra encabezada por la población de Malasia con un 76% y por la de Brasil con un 74%. Un 62% dice que cambiaría de marca de productos de alimentación si encontrara una alternativa más barata, cifra encabezada por los franceses con un 81% y los estadounidenses con un 78%.

Tres cuartos de los encuestados afirman que el precio de los alimentos es muy elevado y que deberían ser más baratos, siendo los serbios (90%), brasileños (89%) y rusos (88%) los que más lo afirman. Ocho de cada diez personas piensan que el gobierno de su país debería hacer más para controlar los precios de los alimentos, encabezados por un 94% en Serbia, un 93% en Malasia y un 90% en Francia.

Pero también es cuestión de tiempo
Un adulto pasa 3.000 horas de su vida en el supermercado, tanto si le gusta hacer la compra como si no es una realidad. Entonces, ¿qué busca la gente en su experiencia de hacer la compra? En general, la gran mayoría, un 36% de los encuestados, simplemente buscan comprar lo que necesitan e irse lo más rápidamente. Los holandeses y los canadienses (ambos con un 51%), y los estadounidenses y brasileños (ambos con un 49%) encabezan este ranking.

Un 30% de los encuestados buscan una tienda en la que comprarlo todo, no sólo productos de alimentación. Este grupo está encabezado por los serbios con un 43%, los rusos con un 42% y los franceses con un 40%. En general, un 20% de los encuestados quiere disponer de mucho tiempo para ver y elegir. Hong Kong lidera este grupo. Esto se debe a que la realidad es la contraria, no se tiene tiempo para hacer la compra tranquilamente de ahí el deseo por tenerlo.

Cómo hacer más atractivos los puntos de venta
En general, un 48% piensa que tener un punto de encuentro para que la gente quede allí con amigos y familiares sería una idea interesante. Los más proclives a esta idea son los habitantes de los Emiratos Árabes con un 80% y un 76% en Malasia. A quienes menos les interesó fue a los holandeses (85% en desacuerdo) y a los franceses (68%).

Un 59% opina que un parque de recreo sería una buena idea, encabezados por un 86% de serbios y un 80% en Malasia. Sin embargo, la idea no interesó a los holandeses (un 70% estaban en desacuerdo) ni a los estadounidenses (66%). Un 79% de los encuestados en los EAU y un 78% en Malasia piensa que vale la pena plantearse crear un lugar para que los hombres se relajen y esperen ahí a las compradoras – los holandeses (86% en desacuerdo) y canadienses (70%) lo descartaron.

Y más de la mitad (56%) opinaba que hacer que las personas se sintieran como si estuvieran al aire libre, aunque en realidad estuvieran dentro del supermercado sería interesante, aunque los holandeses (65% en desacuerdo) y los estadounidenses (53%) no les atraía la idea.

De nuevo, los resultados mostraron que comprar puede ser un placer y una actividad en familia en lugares como Malasia y los EAU. Esto se debe a que al ser países muy cálidos los centros comerciales climatizados son el lugar perfecto para que las familias pasen tiempo juntas y donde se puede pasar gran parte del día. Por lo tanto, hay muchos puntos de venta e instalaciones para abarcar a todo tipo de personas, de ahí que sean más favorables a este tipo de iniciativas.

Además, en estos países la segmentación por sexos podría ser un factor importante también, no sólo el ocio. Un área exclusiva para los hombres tiene más sentido en los EAU que en otros sitios.

En el otro extremo, los holandeses, canadienses y estadounidenses buscan la sencillez en la compra de productos de alimentación. Concretamente en los EEUU no están muy interesados en cambiar el formato de las tiendas y, en una economía incierta, la mejor apuesta para los vendedores es mantener los precios y las florituras al mínimo.

Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir