líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La disputa entre Apple y el FBI continúa: nuevos casos (de discordia) salen a la luz

Apple FBIEl caso de San Bernardino tan solo ha sido un punto y seguido en lo que a la polémica entre el FBI y Apple se refiere. En este caso, la compañía de Cupertino se negó en rotundo a facilitar el acceso al FBI al teléfono del terrorista Syed Farook, pero un giro inesperado en de los acontecimientos puso el viento a favor del departamento de policía estadounidense, quien consiguió a través de una «tercera persona» acceder a los datos almacenados en el dispositivo móvil.

Sin embargo, lejos de haberse resuelto esta tensión entre ambos, hemos podido conocer otros 64 casos en los que, desde 2008, el FBI ha emitido órdenes judiciales para exigir la cooperación de Apple y Alphabet para la extracción de información de sus dispositivos (siendo la respuesta de Apple siempre negativa).

Estos se han hecho públicos gracias a la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), quien solicitó una moción para que todos los casos donde se exijan datos personales por el gobierno se hagan públicos de manera que no se presente ningún abuso, desvela Xataka.

En concreto, se han dado a conocer unos documentos en los que se puede observar cómo un juez magistrado federal ordenó en el mes de febrero a Apple colaborar con el FBI para extraer información de un iPhone de un sospechoso implicado en un caso de venta de drogas en Massachussetts.

De la misma manera que en el caso de Bernardino, la compañía de la manzana se negó en rotundo a colaborar ya que eso exigiría inventar un nuevo software para piratear sus propios dispositivos, algo que consideraba «inaceptable». Además, este caso incluía un nivel superior de dificultad ya que el dispositivo se trataba de un iPhone 6 Plus con un sistema operativo iOS 9.1 que contiene una nueva capa de seguridad.

No obstante, la orden expiró sin ser ejecutada, aunque sí que lo fue otra dirigida al operador AT&T (emitida al mismo tiempo), que solicitaba el registro telefónico del iPhone 6 Plus.

Ninguno de los dos implicados en esta disputa ha querido hacer comentarios acerca del caso ya que la investigación sigue en curso.

 

¿Por qué la industria de viajes necesita crear contenido que sea digno de ser soñado?AnteriorSigueinteLa publicidad sexista que denigra a las mujeres (y a los hombres), ¿prohibida por ley?

Noticias recomendadas