Anunciantes

DOLCE&GABBANA, ENTRE EL EROTISMO Y EL PORNO

La famosa marca italiana Dolce&Gabbana sigue causando polémica con sus anuncios publicitarios. No es para menos, en los últimos años, hemos podido observar cómo cada vez se va denigrando más tanto al hombre como a la mujer a través de anuncios que van más allá de lo sugerente. A la poca ropa, las fotografías añaden, posturas, actitudes, ambientes. Pero si lo siguen haciendo, es porque este tipo de publicidad vende.

En la prensa española se ha hecho poco eco de estas campañas. Como dice el columnista Tácido de La Razón “es curioso, nadie protesta. Nadie va a protestar por una publicidad que oculta bajo su intoxicante belleza una interpretación de la mujer objeto de la lujuria del hombre.” El columnista hace este comentario refiriéndose a un anuncio que aparece en algunas publicaciones como revistas y suplementos. Se trata de un anuncio en el que aparecen varias chicas, algunas echadas en el suelo, todas con posiciones insinuantes, “vestidas para ser desvestidas”. Pero no sólo las mujeres son presentadas como objetos sexuales. De hecho los anuncios que más polémica han despertado son los protagonizados por hombres.

El primero en causar polémica fue uno que mostraba a varios hombres de torsos desnudos y vaqueros de talle tan bajo que dejaba ver la mitad su pubis. En otros anuncios vemos a los “efebos andróginos”, en palabras de Tácido, a medio vestir, metiendo sus manos dentro de la ropa interior que llevan puesta. Una de las fotografías más polémicas de esta campaña es la protagonizada por cinco hombres, unios vestidos, otros medio vestidos y uno desnudo tendido en el suelo, al que otros dos observan con morbo. El blog de David K, nightcharm.com, hizo eco del anuncio comentando que “ni siquiera Freud podría descifrar esta alucinación”.

Domenico Dolce y Stefano Gabbana no son los únicos en utilizar este tipo de publicidad que para muchos pasa la línea que divide el erotismo de la pornografía. Calvin Klein, Abercrombie y Guess son otros que desde hace años se han sumado a esta práctica. Más recientemente, el diseñador Tom Ford se ha valido de la herramienta homoerótica para atraer clientes a Gucci o Yves Saint Laurent. Constance White, directora de estilo de Ebay y escritora especialista en moda para el New York Times, asegura que esto no es una tendencia, que sólo algunas marcas como D&G creen que el sexo sigue vendiendo; asegura que hay otras marcas como Prada, Balenciaga o incluso una reformada Versace están apostando por la elegancia.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir