Anunciantes

DONUTS RECONOCE SUS ERRORES EN SU NUEVA CAMPAÑA

El culto al cuerpo que invade a las sociedades occidentales genera nuevas necesidades y, por lo tanto, nuevos mercados. Pensando en ello, muchas marcas han apostado por el lanzamiento de versiones light de sus distintos productos. Tal fue el caso de Panrico, que en 2004, lanzó Dounts Light. El sabor, lo más valorado por los consumidores, no era el mismo y la idea fracasó.

La división de bollería del grupo se dio cuenta de que a la gente le gustaban los donuts tradicionales, pero que mucha otra gente había dejado de comprarlos debido a razones de dieta. Esta fue la razón por la que deciden lanzar su producto light, con un sabor muy parecido al original, “pero no alcanzó las expectativas del consumidor”, asegura Eva Magriña, responsable de la marca.

El producto había sido testado, y en un principio parecía que los consumidores preferían renunciar un poco al sabor original a favor de las ventajas del nuevo producto, pero no fue así. Los malos resultados se reflejaron en el aporte, en dos años, de sólo un 5% de las ventas de la marca. A partir de esto, el departamento de I+D se puso a desarrollar una nueva receta que acercara el sabor lo más posible al original.

La nueva estrategia de marketing deja a un lado a la modelo Judith Mascó, imagen del producto light, para decantarse por la sinceridad. La nueva campaña reconoce que la primera vez no lo consiguieron, pero asegura que con Línea lo han conseguido, y lo hace con un lenguaje directo, afable y sincero.

Te recomendamos
En otras webs

ICEMD

atres

A3Media

Recopilatorio

Compartir