Anunciantes

Amazon camufla paquetes falsos en sus camiones para detectar robos

Dummy packages: el método de Amazon para dar caza a los repartidores "de mano larga"

Amazon ha puesto en marcha un sistema de detección de ladrones entre sus repartidores consistente en camuflar paquetes falsos en sus camiones.

Dummy packages: el método de Amazon para dar caza a los repartidores "de mano larga"Si por algo se caracteriza Amazon es por ofrecer una excelente experiencia a sus clientes y, desde luego, realizar un pedido y que no llegue a aparecer nunca, no lo es. Por ello, para detectar posibles ladrones entre sus repartidores, la compañía ha decidido poner en marcha un plan consistente en camuflar paquetes falsos a modo de trampa.

El objetivo es poner a prueba la integridad de los trabajadores ante la posible tentación que los “amigos de lo ajeno” pueden sentir al transportar paquetes de marcas populares. Los paquetes, denominados internamente como “dummy packages”, se introducen de manera aleatoria en los camiones con etiquetas falsas y, normalmente, vacíos.

La prueba de fuego para dar caza a los posibles ladrones es que esos paquetes vuelvan o no al centro del que salieron. Si no lo hacen habrán pillado al responsable con las manos en la masa.

El sistema, según cuenta un ex trabajador anónimo a Business Insider, detectará un error en la etiqueta falsas cuando el repartidor la escanee, ante lo que el protocolo establece, bien notificarlo a un supervisor, bien esperar a completar el reparto y devolverlo al centro.

Si el error aparece significa que el sistema de tracking de Amazon no lo tiene registrado y, por lo tanto, a ojos de la compañía no existe. Esto lo convierte en una oportunidad de oro para quedarse la caja sin que, aparentemente, nadie se dé cuenta.

“Si traer el paquete de vuelta, eres inocente. Si no, eres un ladrón”, cuenta el ex empleado.

Este plan de ataque pretende ser un freno ante la alta tasa de sustracciones que se producen y que conllevan un alto coste para la compañía de Jeff Bezos. De hecho, no es la primera vez que Amazon intenta “educar” a sus empleados pues también apuesta por mostrar vídeos a sus empleados de otros robando para así advertirles sobre la vigilancia que ejerce la empresa.

Este nuevo intento, sin duda, mucho más extremo, parece ser un método efectivo ante un problema que le costó a la industria del retail 47.000 millones de dólares en 2017 y que perjudica gravemente a los consumidores, el 31% de los cuales admite haber sido víctima, alguna vez, de pedidos extraviados.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir