Anunciantes

EE.UU. aplaza 90 días el veto impuesto a Huawei

EE.UU. concede a Huawei un periodo de gracia de 90 días antes de aplicar el veto

El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha decidido demorar durante un periodo de 90 días el veto a la empresa china Huawei y a sus empresas filiales.

huaweiHuawei podrá respirar (más o menos) tranquilo durante 90 días. El Departamento de Comercio de Estados Unidos ha decidido aplicar un periodo transitorio de 90 días al veto impuesto a la empresa china Huawei y a sus empresas filiales. El objetivo es facilitar la transición antes de que Huawei deje de operar en Estados Unidos.

Wilbur Ross, el secretario de Comercio de Estados Unidos, subraya que la licencia expedida desde el departamento que lidera “otorga a los operadores tiempo para tomar medidas”.

El periodo de gracia de 90 días permite asimismo “espacio al departamento para determinar las medidas a largo plazo apropiadas para los estadounidenses y los proveedores de telecomunicaciones extranjeros que actualmente dependen del equipo de Huawei para servicios básicos”.

Por otra parte, a corto plazo la licencia posibilitará que las operaciones continúen vigentes para los usuarios de smartphones Huawei y para las redes rurales de banda ancha.

Con la expedición de la licencia se dará continuidad a ciertas actividades necesarias para respaldar los servicios móviles y las redes existentes, “incluida la investigación de ciberseguridad crítica para mantener la integridad y la fiabilidad de las redes y equipos existentes y totalmente operativos”.

Ayer, y como consecuencia del veto impuesto por la Administración de Donald Trump a Huawei, Alphabet, la matriz de Google, anunció su determinación de retirar las licencias a los productos de la multinacional china, que no tendrán acceso a Google Play y se quedarán, por lo tanto, huérfanos de todas las aplicaciones diseñadas para Android que no sean de código abierto.

Alphabet y otras siete empresas han cortado relaciones con Huawei

Más allá de Alphabet han pedido también los papeles del divorcio a Huawei otros seis fabricantes de componentes electrónicos oriundos de Estados Unidos y una empresa de origen alemán.

Las empresas de procesadores Intel, Qualcomm, Xilinx y Broadcom, la alemana Infineon Technologies y los fabricantes estadounidenses de chips de memoria Micron Technology y Western Digital dejarán de ejercer de proveedores de Huawei a fin de cumplir la orden dictada por Trump, que podría poner palos en las ruedas en la adopción de la tecnología 5G a escala global.

Con la licencia expedida ahora por el Departamento de Comercio de Estados Unidos el Gobierno Trump ha suavizado las restricciones y dará luz verde a que Huawei continúe comprando productos de fabricación estadounidense para mantener las redes existentes y proporcionar actualizaciones de software a todos los teléfonos actualmente operativos de la marca china.

Aun así, Huawei no estará autorizado a comprar piezas y componentes estadounidenses para fabricar nuevos productos sin la aprobación de licencias (que serán casi con toda seguridad denegadas).

"Parece que la intención es limitar los impactos no intencionados en terceros que usan equipos o sistemas de Huawei", explica en declaraciones a Reuters el abogado estadounidense Kevin Wolf, un exfuncionario del Departamento de Comercio de Estados Unidos. "Parece que están tratando de prevenir los apagones de la red", enfatiza.

Por su parte, Ren Zhengfei, fundador y CEO de Huawei, ha apuntado este martes en una entrevista concedida a la cadena estatal CCTV que el periodo de gracia concedido por Estados Unidos no tiene en realidad sentido para la compañía, ya que ésta ya había hecho los preparativos necesarios de cara al veto.

Zhengfei está convencido además de que el 5G de Huawei no se verá afectado por el veto y asegura que el Gobierno de Estados Unidos está subestimando a todas luces las capacidades de la compañía china.

[fbcomments]
Te recomendamos

Cannes

Outbrain

Somos quiero

A3media

FOA

Compartir