Anunciantes

El branded content es cosa de ayer, storytelling es el futuro

El mundo digital cambia a pasos agigantados, y para permanecer con vida en este inestable panorama los "marketeros" y anunciantes deben cambiar su manera de publicitarse pasando del branded content al storytelling.

Los tiempos han cambiado y los usuarios buscan publicidad que transporte y haga sentir emociones reales, parece que los días del branded content han terminado para dar paso al storytelling. Ya no basta con ofrecer publicidad no intrusiva en forma de contenidos de entretenimiento o interés informativo con relevancia para el público, ahora el consumidor pide que las marcas dominen el arte de contar historias.

Mediante el storytelling el usuario se siente vinculado emocionalmente a la marca, algo que estrecha su relación con el anunciante de forma notable. La principal diferencia entre branded content y storytelling es que la segunda técnica invita al espectador a participar y a dejar volar su imaginación.

Un buen storytelling se recrea de manera individual en cada mente, haciendo al espectador sentir experiencias únicas y estimulantes, pasando a formar parte de su experiencia personal lo cual es todo un logro para un anunciante, que habrá conseguido hacerse hueco en la memoria íntima del consumidor.

La principal clave del storytelling reside en que el cliente forma parte de activa en la creación de la historia, de la experiencia, lo cual consigue una relación muy especial marca-consumidor. Otro punto importante es que el “marketero” consiga relacionar la idea publicitaria con un sentimiento o sensación.

Existen grandes anunciantes que han echado mano de este tipo de publicidad con resultados memorables como Intel junto con Toshiba y su película social “The Beauty Inside”, en la que su protagonista se despertaba cada día en un nuevo cuerpo extraño.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir